24 oct. 2008

Image and video hosting by TinyPic
Extremadura en 10 preguntas. Kaosenlared


Por: PCPE de Extremadura.

[01] ¿Cómo valoras el actual ciclo de movilizaciones sociales en Extremadura, y en particular, qué importancia crees que han tenido las recientes movilizaciones de Mérida y Almaraz?

Son interesantes, pero limitadas al aspecto exclusivamente ecologista. Es necesario que el pueblo extremeño se movilice también el terreno político y sindical.

Una región donde el nivel de desempleo es uno de los más altos del Estado, donde los salarios son los más bajos y donde en el sector privado los derechos laborales sencillamente no existen, necesita que sus trabajadores se organicen y se movilicen.

Desgraciadamente esto no ocurre en la actualidad y parece ser que el sistema de dominación política y social basado en el caciquismo ancestral arraigado en nuestra tierra funciona de forma bastante eficaz

[02] ¿En qué situación consideras que se encuentra la lucha contra la Refinería de Tierra de Barros?

Aun reconociendo las actuaciones y la gestión positivas de quienes dirigen la PCRN, creemos que han cometido errores, alguno de ellos graves, que han supuesto un cierto debilitamiento del movimiento y una disminución de la magnitud de las movilizaciones.

El error de principio de los dirigentes de la PCRN es no ser conscientes de que el movimiento popular contra la refinería tiene una composición social y política plural, que se corresponde con motivaciones e intereses muy distintos.

En este movimiento están desde terratenientes e industriales vitivinícolas,
evidentemente de derechas, que defienden sus intereses económicos, hasta quienes desde posiciones comunistas y de clase nos oponemos a la construcción de la refinería por las repercusiones tremendamente negativas que tendría sobre el empleo y las condiciones de vida y de trabajo de los trabajadores, además de nuestra preocupación por la degradación del medio ambiente.


Los dirigentes de la PCRN han confundido pluralidad social y política con una pretensión de “apoliticismo”, un concepto proveniente del franquismo y desgraciadamente muy arraigado en el subconsciente de la sociedad.

Ejemplo de esto es el intento de prohibirnos al PCPE que participáramos en la gran manifestación de Almendralejo del 2006 utilizando nuestras señas de identidad, es decir, las banderas rojas con la hoz y el martillo y nuestra propia pancarta proponiendo como alternativa industrial la Reforma Agraria Integral.

Pero desde luego el error más grave, con enormes repercusiones, es la decisión de presentarse a las elecciones municipales de Villafranca de los Barros como plataforma electoral. Hecho este que han aprovechado los interesados en la construcción de la refinería, presentando los resultados electorales como un plebiscito en el que la opción pro refinería habría resultado vencedora.

Es el típico oportunismo político, tan recurrente en nuestro país, que pretende capitalizar electoralmente un movimiento popular. Y de la misma manera que el oportunismo político practicado por el PCE en el referéndum sobre la OTAN, dividiendo al movimiento anti OTAN y dispersando el mensaje, fue determinante en la derrota, el oportunismo de los dirigentes de la PCRN ha puesto en peligro y ha debilitado considerablemente al movimiento popular contra la refinería.

Esperemos que en esta fase decisiva en que se encuentra la lucha contra la refinería, estos dirigentes sepan rectificar y aglutinar, SUMANDO y respetando, a los distintos sectores sociales y políticos que rechazamos la construcción de la refinería en Tierra de Barros.

Lo que debe de quedar claro es que, tanto este objetivo como cualquier otro que afecte al pueblo, este solo puede conseguirlo a través de la organización y la movilización.

[03] ¿Cuál es tu opinión sobre la posible renovación del permiso de explotación de la central nuclear de Almaraz?

Pues que el régimen actuará conforme a los intereses de la clase social a la que sirve, y esta ya ha optado por la energía nuclear como alternativa energética al petróleo.

El PCPE no ha sido nunca un partido “antinuclear” por principio. Consideramos que el desarrollo y el progreso tienen un coste que debemos pagar y desde luego hay países, que por sus características geográficas, no van a tener otra opción como alternativa al agotamiento del petróleo que la energía nuclear.

Dicho esto, debemos puntualizar lo siguiente:

- La energía nuclear, tanto en la producción como en la eliminación de residuos, debe hacerse mucho más segura para que sea aceptable. Esto requiere de considerables inversiones económicas, incompatibles con la lógica capitalista del máximo beneficio.

- En España, por su orografía, que permite la construcción de centrales hidroeléctricas en casi cualquier sitio, las centrales nucleares son absolutamente prescindibles.

- Decimos que el progreso económico requiere que paguemos un coste. Por lo tanto, lo que no es de recibo es que una región industrialmente subdesarrollada como Extremadura asuma los costes medioambientales y de riesgo de un desarrollo del que no disfrutamos.

- Creemos que deben desarrollarse alternativas energéticas renovables y no contaminantes, además de eficaces, como la energía eólica y otras.

[04] ¿Qué valoración haces de la situación económica extremeña, y qué impacto crees que está teniendo aquí la crisis?

Extremadura padece un subdesarrollo económico, fundamentalmente en el sector industrial, que es consecuencia directa del sistema capitalista imperante. El capital es privado, y los capitalistas, incluidos los extremeños, invierten ese capital allí donde les es más rentable, es decir en aquellas zonas que por su situación geográfica y por sus características en cuanto a concentración de mano de obra, de infraestructuras y vías de comunicación, les supone unos costes menores y unos mayores beneficios. Extremadura no reúne esas condiciones y esta es la razón de su subdesarrollo. Subdesarrollo del que no saldrá nunca en el marco de una economía capitalista.

Es decir, en Extremadura padecemos una situación de “crisis” permanente, por lo que la actual crisis capitalista se dejará sentir en menor medida que en los grandes centros industriales. Aunque existe un factor que puede incidir de forma negativa y es el hecho del elevado porcentaje de trabajadores de la construcción en Extremadura y el peso relativo de este sector, que es el más afectado por la crisis, en la economía de nuestra región.

Y como las desgracias no vienen solas, a las consecuencias que la crisis provocada por los capitalistas tendrá sobre los trabajadores extremeños se une la decisión de suprimir el Régimen Especial Agrario y sustituirlo por el General que han adoptado las fuerzas políticas y “sindicales” del régimen.

Esta medida, si no hay rectificación de última hora, se aplicaría en el 2009 y supone, entre otras cosas, la obligación de trabajar un año completo para tener acceso a tan solo cuatro meses de prestación por desempleo. Algo que tendrá un efecto terrible sobre los trabajadores agrícolas de aquellas zonas más deprimidas de Extremadura.

[05] ¿Cuál es tu posición ante el tema de las balanzas fiscales y la financiación autonómica?

Extremadura es una región que percibe por parte del Estado una financiación por habitante muy por encima de las que reciben otras regiones más pobladas como Cataluña o Madrid. Esto es un hecho innegable y desde una posición de izquierdas no puede defenderse que la inversión social del Estado sea menor en unos ciudadanos que en otros por el hecho de que unos residan en una zona geográfica en vez de en otra.

Lo que hay que exigir al gobierno de turno es igualar esta financiación per cápita aumentándola significativamente. Pero para aumentar la inversión social es necesario obtener los recursos financieros allí donde se encuentran, es decir, en manos de los capitalistas, y no parece ser esta la intención de este gobierno ni de ningún otro gobierno del régimen ya que las medidas adoptadas van en sentido diametralmente opuesto. Las últimas decisiones de este gobierno tan de “izquierdas” han sido suprimir el impuesto sobre el patrimonio y rebajar el IRPF a la escala de ingresos más altos.

[06] ¿Qué lectura haces de la convocatoria realizada por el presidente Fernández Vara de un "acto reivindicativo" en defensa de las posiciones de la Junta de Extremadura en el debate autonómico?

Pues que se trata de la clásica pantomima típica del régimen parlamentario burgués y del recurso fácil al nacionalismo. Si realmente tiene interés en aumentar la financiación pública a Extremadura que reclame a su gobierno el restablecimiento del impuesto sobre el patrimonio y un incremento de los impuestos directos a las grandes fortunas y grandes empresas.

Pero esto es justamente lo contrario de lo que está haciendo el gobierno y el partido de Fernández Vara. No contentos con rebajarles los impuestos a los grandes capitalistas, van a hacer que los trabajadores financien, con el dinero público que proviene de ellos, el enorme agujero creado por la ambición especulativa del sector más parasitario del capitalismo, el capital financiero.

[07] ¿Cómo interpretas la salida de Izquierda Unida del parlamento extremeño tras las últimas elecciones autonómicas?

Izquierda Unida es víctima de su propia naturaleza. Cuando en los años 70 el PCE dio el paso definitivo hacia su conversión en un partido socialdemócrata, lo hizo a imitación de su hermano mayor, el PSOE y quiso convertirse en un mecanismo electoral e integrarse plenamente en el régimen democrático-burgués.

Despreciando los movimientos de masas, extrajo a sus mejores cuadros de estos.

Fue abandonando su labor en el movimiento obrero, contribuyendo a la degeneración burocrática y burguesa del sindicato del que fue su principal impulsor, CC.OO.; desmanteló el poderoso movimiento vecinal que existía en aquella época, etc. y se limitó a actuar solamente en el marco de las instituciones del régimen burgués, especialmente en los ayuntamientos.

La actividad política del PCE entonces y de IU ahora se limita a los acontecimientos electorales o relacionados con estos, es decir, en torno a los cargos públicos.

Resulta patético ver a quienes en otra época fueron buenos activistas sindicales y militantes revolucionarios dedicados a reunirse de vez en cuando para decidir qué farola hay que poner en la plaza o el color de las losetas del acerado.

El PCE o IU han intentado competir con el PSOE disputando el mismo espacio político, es decir, la socialdemocracia, utilizando sus mismos métodos y eso no solo ha supuesto su hundimiento electoral y político sino también una degradación orgánica.

Lo grave de todo esto es que este hundimiento no ha supuesto un fortalecimiento significativo de las opciones políticas revolucionarias y, por el contrario, la degradación ideológica, política y organizativa en IU es de tal calibre que hace muy difícil, por no decir imposible, la recuperación de la mayoría de sus afiliados, que han quedado posiblemente neutralizados para el activismo político de izquierdas, es decir, para la confrontación con el sistema capitalista y el régimen político que lo sustenta.

De todas maneras IU, como tal o con otro nombre, no desaparecerá. Al régimen le sigue resultando muy útil, sobre todo en cuanto a su propia legitimación se refiere y como obstáculo para el desarrollo de alternativas revolucionarias y de la reconstrucción del gran Partido Comunista que los trabajadores de los pueblos de España necesitan.

[08] ¿Crees que los movimientos sociales extremeños deberían implicarse directamente ante próximos comicios autonómicos y locales, constituyéndose en alternativa electoral?

Ese sería el peor error que podrían cometer. Los movimientos sociales son plurales ideológicamente, pero sobre todo, son estos movimientos y la lucha de masas que representan lo esencial, siendo lo electoral absolutamente secundario. Las organizaciones de masas, sindicatos de clase, asociaciones vecinales, organizaciones ecologistas, etc.. suponen la organización de los trabajadores y las clases populares, les da una educación de lucha y contribuyen a que adquieran conciencia política y de clase.

Lo que sí es necesario es ir conformando un referente político de izquierdas, no necesariamente electoral, que aglutine a todas aquellas organizaciones y militantes que nos confrontamos realmente al capitalismo. Un referente político que revestiría la forma de un Frente de Izquierdas, con plena independencia y conservando las señas de identidad de quienes lo integren.

[09] ¿Cuáles son tus expectativas ante la próxima reforma del Estatuto de Autonomía de Extremadura?

En el caso de Extremadura no significará absolutamente nada nuevo. El proceso de reforma de los estatutos tiene como trasfondo un nuevo pacto entre la oligarquía central y las burguesías periféricas de Cataluña y el País Vasco con el objetivo de perpetuar el actual régimen autonómico basado en la negación del derecho democrático que todos los pueblos tienen a la autodeterminación y que es el origen de los conflictos nacionales en el Estado español.

[10] ¿Que otras cuestiones, además de las ya planteadas, consideras centrales del actual debate político extremeño, y cuál es tu posición ante ellas?

Creo que, en general están planteadas las más importantes. A modo de resumen podríamos decir que lo que los trabajadores extremeños necesitan y las tareas que como reto se nos presentan a la izquierda extremeña son:

- Fortalecimiento de los movimientos sociales, priorizando el trabajo en estos.

- Preservar la pluralidad ideológica de los movimientos sociales y su independencia política, denunciando y combatiendo las posiciones electoralistas y de oportunismo político en ellos.

- Recuperación del sindicalismo de clase planteándonos como objetivo la construcción de una gran Confederación Sindical de Clase de ámbito estatal.

- Trabajar por la conformación de un Frente de Izquierdas que, en base a un programa común, aglutine a todos los activistas y militantes que en Extremadura tenemos como objetivos la República y el Socialismo.

No hay comentarios: