11 nov. 2008

Image and video hosting by TinyPic
Más civiles afganos muertos por aviación de la OTAN



Mientras los comentaristas de los medios españoles contrapesan el dolor causado por la muerte de dos soldados hablando de la “estrategia asistencial en Afganistán”, y la ministra Chacón repite enfáticamente el discurso hipócrita de Washington que habla de una doble misión del ejército de ocupación: garantizar o establecer la democracia, el orden de la libertad, la soberanía y los derechos humanos en el país centro asiático; y proteger a nuestros propios países del “terrorismo internacional”; llegan continuamente noticias de masacres producidas por el ejército imperial.


La señora Chacón continúa insistiendo machaconamente que el nivel de presencia de tropas españolas es “obsoleto” por insuficiente. El presidente Zapatero que pretende acercarse al éxito de Obama considera que un aumento de tropas le congratularía con el nuevo presidente de los EEUU, máxima aspiración internacional de un político de provincia. La solución razonable: ordenar la retirada inmediata de unas tropas cuya presencia no es querida por el pueblo afgano, parece estar todavía muy lejos de las “consideraciones” del gobierno y de su estado mayor otánico.

Prensa Latina.- Otro ataque aéreo de las tropas comandadas por Estados Unidos causó la muerte de 14 civiles que laboraban para una compañía de construcción en la provincia afgana de Khost, denunciaron hoy fuentes oficiales.

De acuerdo con el gobernador de esa provincia, Arsallah Jamal, helicópteros del Pentágono dispararon contra un grupo de guardias de seguridad que vigilaban una obra en la zona de Khoni Khor.

Jamal precisó que 14 guardias de una empresa local de construcción de carreteras, llamada Gul Rahim, fueron abatidos el domingo en el distrito de Yaqubi "cuando las fuerzas de coalición dirigidas por Estados Unidos los atacaron desde el aire".

El funcionario administrativo indicó a medios informativos que los soldados estadounidenses consideraron como insurgentes a los vigilantes, quienes patrullaban la zona a bordo de tres vehículos.
Como consecuencia del ataque otros cinco empleados de la compañía resultaron heridos.
Portavoces militares de Estados Unidos señalaron, por su parte, que los soldados detuvieron tres vehículos sospechosos y sus ocupantes se bajaron y dispararon contra ellos.

En octubre último otros 22 guardias de seguridad perdieron la vida a causa de un bombardeo de las tropas de Washington en la provincia de Ghazni.

Hace apenas una semana murieron 40 civiles, en su mayoría mujeres y niños, a causa de dos ataques de fuerzas estadounidenses contra el distrito sureño de Shah Walikot, en la provincia de Kandahar, según fuentes oficiales afganas.

También, militares norteamericanos mataron por error a nueve soldados afganos durante una operación el mes pasado.

Cerca de cinco mil personas perdieron la vida desde enero último, entre ellas más de dos mil civiles, en especial por los ataques aéreos de Estados Unidos y la OTAN en Afganistán.

No hay comentarios: