9 feb. 2009

Image and video hosting by TinyPic
Al lado de Esperanza Aguirre y Montaner, los neonazis del Frente Nacional


Clara ilustración de lo que se une en Europa para difamar a Cuba bajo asesoramiento de la diplomacia yanqui: en primera línea de la micro manifestación convocada por Esperanza Aguirre y Carlos Alberto Montaner contra la Isla, este primero de febrero en Madrid, se aparecieron los falangistas del Frente Nacional y de Alternativa Española, grupos de extrema derecha representantes en España del neofascismo europeo.

Con apenas 200 manifestantes – cuando horas antes más de 8 000 personas desfilaban en apoyo a Cuba – la pequeña concentración de la Plaza del Sol, anunciada de manera masiva por Aguirre a golpe de miles de euros del contribuyente, tuvo el dudoso honor de ver aparecer en sus filas los ruidosos partidarios neonazis de los dos grupos que se inspiran de la falange española.

"El Frente Nacional fue el único partido político adherido oficialmente a la concentración", proclama el sitio web de esta organización que pertenece a la liga europea de los partidos neofascistas, al señalar como su presidente, Fernando Cantalapiedra, atendió "a diferentes periodistas allí acreditados".

Eminentemente racista y anti-inmigrante, el Frente Nacional denuncia en su literatura la "preferencia nacional para los españoles ante un puesto de trabajo" y reclama medidas de represión policiaca siempre más duras contra la delincuencia "provocada por la inmigración". El grupo que ha ya expresado su voluntad de presentar candidatos en las elecciones del Parlamento Europeo del 2009, provocó en mayo de 2008 una manifestación racista en el barrio madrileño de Salamanca en protesta por la cesión de edificios municipales a la Casa Arabe.

Paradojicamente, aunque atacan la presencia de inmigrantes en el país, Frente Nacional y AES se rodearon de un reducido grupo de emigrantes de origen cubano – directamente financiados por Aguirre y la USAID para lanzar ataques contra la Isla. El partido ultraderechista Alternativa Española (AE) se ha hecho famoso en España por su intimidación contra los trabajadores de clínicas de aborto, una practica medica a la cual se opone. En sus asambleas de tradición falangista, AE rechaza los derechos de la mujer y de los homosexuales. Según Andrés Villena Oliver, redactor jefe del sitio web El Plural, Aguirre ha apoyado "con más de medio millón de euros" a grupos "que han sido vinculados a atentados terroristas contra Cuba".

Escribe Villena en su popular columna: "Un estudio de las relaciones y conexiones de la lideresa madrileña y de José María Aznar con ciertos colectivos ultraderechistas residentes en Miami y también en España confirman estas conjeturas". "Quienes han hecho de la lucha contra el terrorismo etarra su principal activo electoral no han rechazado sentarse junto a quienes han consentido asesinatos masivos de ciudadanos cubanos", precisa al denunciar un invento de Montaner, la Fundación Hispano Cubana, sucursal española de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA) que durante años financió y orientó las actividades del terrorista Luis Posada Carriles.

Aunque minúscula, la fracasada manifestación anticubana de la derecha española recibió una extensa cobertura por medios como la Cadena COPE y Libertad Digital. Presente en América Latina, la cadena COPE ha sido recientemente acusada por el embajador venezolano ante la OEA de transmitir "fascismo abierto".

Desde que llegó a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre – íntima amiga del embajador yanqui en la capital española – ha usado el tema de Cuba en su rivalidad con otras figuras del Partido Popular.

No hay comentarios: