8 may. 2009

Image and video hosting by TinyPic
Comunicado de los Partidos Comunistas de Europa



Comunicado Conjunto Sobre las Elecciones en el Parlamento Europeo


Trabajadores, autónomos, artesanos, pequeños agricultores, mujeres, jóvenes.

Nos dirigimos a vosotros ante las elecciones europeas de 2009. Nos dirigimos a los trabajadores y pequeños agricultores, sindicalistas, militantes del movimiento pacifista, del movimiento feminista, del movimiento juvenil, militantes por los derechos democráticos, por las libertades populares, de la solidaridad internacional, militantes de los movimientos contra los tratados de la UE y la OTAN.

Compartimos la visión de una sociedad sin explotación del hombre por el hombre, sin pobreza, injusticia social y guerras imperialistas. Confluimos en esta campaña a favor de una Europa de prosperidad para la gente, de paz, de derechos sociales y democráticos, una Europa que no tiene nada que ver con la UE del capital y la guerra.

Nos conocéis, podéis confiar en nosotros. Hemos compartido luchas: huelgas y movilizaciones contra la estrategia de Lisboa, por el empleo con derechos, contra la privatización de los servicios públicos, por la educación y la sanidad públicas y gratuitas, contra las guerras imperialistas y la ocupación de Palestina, Irak, Afganistán y Yugoslavia. Hemos estado juntos en las luchas en defensa de las libertades democráticas y los derechos de los inmigrantes. Estuvimos hombro con hombro en las manifestaciones de la juventud y los estudiantes y las movilizaciones de los agricultores. Luchamos por la victoria del NO en los referéndums que se celebraron en Irlanda, Holanda y Francia.

Os dijimos la verdad sobre la crisis económica. Sus raíces se encuentran en la acumulación de riqueza en manos de unos pocos por medio de la flagrante explotación de los muchos que son condenados a la pobreza, a la incertidumbre y a la inseguridad.

La solución real para el pueblo ha de buscarse en la confrontación con su causa: la búsqueda de beneficios, el propio capitalismo y no algún tipo de gestión del mismo. No aceptéis pagar la crisis, no sois responsables de la misma.

Luchad por todo lo que os pertenece, la satisfacción de vuestras necesidades actuales según vuestro criterio de progreso social, no por el regreso al pasado. No esperéis soluciones de la UE ya que es parte del problema y plantea soluciones que sirven sólo a la oligarquía.



La UE es una opción del capital. Promueve medidas a favor de los monopolios, de la concentración y centralización del capital. Con el “Tratado de Lisboa”, sus características de bloque económico, político y militar imperialista se han fortalecido en contra de los intereses de los trabajadores y los pueblos. Se está reforzando el armamentismo, el autoritarismo y la represión estatal.

En nombre de la “modernización”, de la “competitividad” y la “empresa”, de la “flexiseguridad”, se intensifican los ataques a los derechos laborales y sindicales. El derecho a la huelga está siendo socavado, así como otras libertades sindicales.

La semana laboral y los salarios se reducen con el pretexto de la crisis para salvaguardar la rentabilidad del capital.

La perspectiva de futuro para los trabajadores es el trabajo sin derechos hasta la muerte. Se está configurando un escenario de pesadilla para los derechos laborales, con el incremento de la jornada laboral diaria y las 65 horas semanales, junto con el aumento del subempleo, del paro y de la inseguridad.

Con los ataques contra los salarios, las pensiones, con el retraso de la edad de jubilación, con la separación del tiempo de trabajo en activo y no activo, con subidas de precios, con la multiplicación de los accidentes laborales.

Con la rendición de los sistemas de educación, salud y servicios sociales al gran capital, con la desaparición de los pequeños y medianos agricultores en beneficio de los grandes agricultores y los monopolios.

Con el incremento de la represión estatal, del anticomunismo, el racismo y la xenofobia. Las primeras víctimas de la intensificación de la explotación y la mayor represión son la juventud, las mujeres y los trabajadores inmigrantes.

La Unión Europea es un pilar del nuevo orden imperialista, de la globalización capitalista. Apoya la masacre de palestinos por Israel. Participa activamente en los planes de agresión contra los pueblos, especialmente contra los pueblos del Mediterráneo, de África, de Oriente Medio y de América Latina. Participa en la carrera armamentística, en el establecimiento del “escudo antimisiles” y en el regreso al dogma del ataque nuclear preventivo. Se alinea con los EEUU y la OTAN. El militarismo es intrínseco a su estructura.

Estos acontecimientos dan la razón a aquellas fuerzas que resisitieron al Tratado de Maastricht, al de Amsterdam y al de Niza. Las fuerzas que dijeron NO a los tratados de Schengen y Proum. Ayer no estábamos solos, hoy somos aún más numerosos.

Tres pueblos han rechazado la “constitución europea”, el Tratado de Lisboa, y ha habido miles de luchas obreras y juveniles por toda Europa contra las políticas de la UE. Nuestros partidos han hecho una importante contribución a esta lucha. No nos sometimos al pensamiento único. Contribuimos a mantener vivas la esperanza y la perspectiva.

Hoy los resultados de las políticas que ha promovido la UE desde su fundación son obvios. No hay soluciones a favor de los pueblos sin el rechazo a Maastricht y las “cuatro libertades” que establece para el capital (“la libertad de movimiento” de capital, mercancías, servicios y fuerza de trabajo). Los trabajadores han adquirido experiencia. En las elecciones europeas no confiéis en las fuerzas que aprobaron y llevaron a cabo políticas antipopulares y conservadoras.

Los derechos de los trabajadores no tienen nada que ver con que se complete un mercado interno unificado, con la aceleración de la estrategia de Lisboa, con la directiva Bolkenstein, con la flexiseguridad ni con la PAC.

Las tradiciones democráticas y de activismo, las libertades populares, están en completa contradicción con el fortalecimiento del Espacio de Libertad, Seguridad y Justicia, con el fortalecimiento del mecanismo represivo del cual “la amenaza terrorista” es pretexto, con las persecuciones y encarcelamientos de comunistas y otros activistas, con la rehabilitación del nazi-fascismo y la inaceptable situación que afecta a los ciudadanos de segunda en Lituania, Estonia y Eslovenia.

Existe una alternativa para los pueblos. A través de las luchas de los pueblos se promueve la posibilidad de otra Europa, de una Europa de prosperidad para el pueblo, de progreso social, de derechos democráticos, de paz y socialismo. Los callejones sin salida, las contradicciones, que en el contexto de la crisis se agudizan, las dificultades a las que se enfrenta la UE, son elementos que los pueblos deben aprovechar. El fortalecimiento de la actual oposición popular a las políticas antipopulares e inhumanas de la UE beneficia a los trabajadores.

Así, la lucha diaria se vuelve más efectiva para la defensa y ampliación de los derechos sociales y democráticos. La posibilidad de una verdadera solución alternativa estará más próxima.

Luchad con nosotros por:

  • Trabajo fijo decente con plenos derechos laborales. Por aumentos reales de los salarios y las pensiones.
  • Los pueblos deben ser los dueños de los recursos de riqueza y de los sectores estratégicos de las economías de sus respectivos países.
  • Sistemas públicos y gratuitos de salud y seguridad social. Por la rebaja de la edad de jubilación e incrementos reales en las pensiones. Por una educación mejor, unificada y pública para todos.
  • Plenos derechos para los trabajadores inmigrantes.
  • Apoyo al pequeño y mediano campesino y seguridad alimentaria. Por la protección real del medio ambiente, que se sacrifica en beneficio del gran capital.
  • Derecho de todo pueblo a elegir su propia vía de desarrollo. Este derecho incluye el derecho de desvinculación de las múltiples ataduras con la UE y la OTAN, así como la opción socialista.
  • Paz, retirada de todas las bases de EEUU-OTAN y desmantelamiento de la OTAN. Contra el “Partenariado por la Paz” y el Euroejército. Ninguna participación en guerras e intervenciones imperialistas.
  • Solidaridad con todos los pueblos que luchan. Por un estado palestino independiente con capital en Jerusalén Este. Por una solución justa al problema de Chipre. Por la defensa de Cuba Socialista y la abolición de la posición común de la UE hacia la misma.
Votad por las listas a las que apoyamos en cada país.

Debilitemos a las fuerzas que apoyan y defienden la UE – Fortaleceos

NO a la UE de los monopolios y el militarismo.

Por una Europa de prosperidad para el pueblo, de paz, justicia social y derechos democráticos, de socialismo.

Los Partidos:

Partido del Trabajo de Bélgica.
Partido Comunista de Gran Bretaña.
Partido Comunista de Bulgaria.
Partido de los Comunistas de Bulgaria.
Partido Comunista en Dinamarca.
Partido Comunista de Estonia.
Partido Comunista de Grecia.
Partido Comunista de los Pueblos de España.
Partido Comunista Obrero Húngaro.
Partido Comunista de Irlanda.
Partido de los Trabajadores de Irlanda.
Partido Socialista de Letonia.
Partido Socialista de Lituania.

2 comentarios:

Izquierda Don Benito dijo...

No sólo se luchó por el NO en los referéndums que se celebraron en Irlanda, Holanda y Francia. También se luchó por el NO en España desde toda la izquierda, incluidos otros comunistas que también son Partidos Comunistas de Europa y que también suscribirían ese comunicado. ¿Por qué, entonces, si el ideario es similar, ir dispersos a Europa y no unirse en la gran coalición "La izquierda" promovida por Izquierda Unida, ICV, Izquierda Republica...? Se echan de menos en el comunicado razones para desvincularse de Partidos Comunistas de Europa tan Comunistas como el que más.

PCPE-Ex. dijo...

Creo que los camaradas húngaros lo explican con bastante claridad en su resolución sobre el abandono de su partido del P.I.E..

El PIE o "La izquierda" es una formación reformista o sea socialdemócrata. No cuestiona en absoluto el proyecto imperialista que es la Unión Europea y acepta totalmente el marco político del régimen burgués.
El cuanto al PCE, indudablemente que en su seno hay comunistas. Tambien hay militantes honestos de izquierda que por su baja o nula farmación ideológica no pueden considerarse comunistas, pero la mayoría de su dirigencia y su afiliación es socialdemócrata. Esta es la razon de que no esté al lado de los partidos comunistas de Europa y continue en la versión de la socialdemocracia que representa el PIE.
La cuestión es: que hacen todavía militantes comunistas en una organización reformista como el PCE? ¿Porqué no se deciden a reforzar el proyecto comunista en el Estado español, integrandose en el PCPE?