1 jun. 2009

Image and video hosting by TinyPic
Intervención de Kyryllos Papastavrou (Partido Comunista de Grecia) en el mitin del PCPE en Madrid



Kyryllos Papastavrou

Los trabajadores de la UE deben usar su experiencia para derrotar a los que afirman que hay una salida “para todos”

Queridos camaradas:

En nombre del Comité Central del Partido Comunista de Grecia, les envío un saludo caluroso y camaraderil.

Deseamos todos los éxitos al Partido Comunista de los Pueblos de España en las próximas elecciones europeas.

Queridos camaradas:

La batalla de las elecciones europeas la afrontamos los comunistas bajo las condiciones de una crisis capitalista que afecta al mismo tiempo a la mayoría de países capitalistas del mundo.

Se trata de una crisis de sobreproducción y sobreacumulación de capital, que demuestra los límites históricos del sistema capitalista, que demuestra que el sistema capitalista está caduco.

La crisis da la razón a todos los Partidos Comunistas que, a principios de los 90, no se dejaron llevar por la ola contrarrevolucionaria y no abandonaron la bandera de la lucha revolucionaria, que no siguieron el camino de la sumisión a los monopolios y al imperialismo, al callejón sin salida.

El capitalismo, en su momento de crecimiento y desarrollo, no ha asegurado el bienestar a los trabajadores, sino la intensificación de su explotación. Esto ha sido resultado de la aplicación de la estrategia de reestructuración del capitalismo en el contexto del Tratado de Maastricth y las políticas de la UE.

Los hechos han confirmado cuán realista y adecuado históricamente es el socialismo, única salida de la crisis capitalista en beneficio de los trabajadores.

El movimiento comunista, al extraer conclusiones acerca de la construcción socialista en el siglo XX, haciendo referencia a las debilidades a la vez que defendiendo las grandes conquistas obtenidas, tendrá la oportunidad de revivir la alternativa socialista para los trabajadores, de plantear la posibilidad de una nueva ola de revoluciones socialistas dirigidas a una construcción socialista superior.

En este punto hemos querido aportar nuestro trabajo con las decisiones adoptadas en el 18 Congreso del KKE.Los mitos sobre la UE en torno a que asegurará la prosperidad, el desarrollo sostenible, la convergencia de las economías, la paz y la democracia, no aguantan el carácter y rumbo reaccionario que la Unión ha desarrollado, especialmente en condiciones de crisis económica.

Los gobiernos de los capitalistas en el seno de la UE desarrollan toda una serie de nuevos ataques contra el pueblo. En algunos países ya se están haciendo, en otros se harán, con el objetivo de que la clase obrera pague la crisis económica.

Los comunistas debemos ayudar a organizar la resistencia de los trabajadores, la crisis no la tienen que pagar los trabajadores, ya hemos pagado por el desarrollo capitalista. La crisis la tienen que pagar los monopolios.

Esto significa una lucha sin cuartel contra las medidas antipopulares. Significa una defensa agresiva de las actuales demandas y exigencias. Significa contraataque, diciendo que no a los monopolios globales, exigiendo su socialización, luchando por el desarrollo que beneficie a la clase obrera y a los sectores sociales pobres.

En todo país de Europa hay dos vías de desarrollo. La vía de los monopolios, que conocemos muy bien y nos exige permanecer en la UE, y la vía de los pueblos, la vía a través de la cual los medios de producción, las fábricas, los servicios, serán propiedad del pueblo, la vía que lleva al poder obrero y exige la ruptura y abandono de la Unión Europea.

Queridos camaradas:

Está claro que las elecciones europeas no decidirán cuál de las dos vías prevalece. Eso lo decidirá la lucha de clases en cada país.Los trabajadores de los países de la UE tienen experiencia y deben utilizar tal experiencia para poder dar un paso importante.

La negación de los mitos que pintan a la UE como favorable a los pueblos muestra cuán peligrosa y engañosa es la línea política de las fuerzas del oportunismo, expresada por el Partido de la Izquierda Europea en la UE.

La existencia de una salida “para todos” de la crisis, para trabajadores y autónomos, por un lado, y para los capitalistas, es una ilusión. Los beneficios capitalistas van de la mano de la intensidad de la explotación.

Eso quiere decir que los ricos se hacen más ricos y los pobres más pobres.

Culpar al “neoliberalismo” por la crisis beneficia al capitalismo, fomenta las ilusiones sobre el papel de la socialdemocracia. La línea política del PIE es la línea de la integración.

La declaración conjunta firmada por 21 partidos comunistas de la UE define la línea de lucha que puede dar paso a la indignación radical y progresista y al descontento de los trabajadores en los países de la UE.

Se trata de una línea de lucha que muestra:

Que la UE tiene un carácter imperialista.

Éste no depende de la prevalencia de los partidos liberales o socialdemócratas, de centroizquierda o centroderecha.

Ese carácter depende principalmente de quién tiene el poder sobre los medios de producción, de quién decide el rumbo del desarrollo.

Sin un análisis adecuado de la naturaleza de la UE, esta estructura antipopular es puesta al mismo nivel que su alternativa.

Que la UE no es modificable, contra lo que afirman las fuerzas del SYRIZA, sino que únicamente puede ser debilitada y superada por medio de este debilitamiento.

Uno de los elementos clave en este sentido es la pérdida de miembros, los cuales formarían otro tipo de asociaciones.

Que de la lucha de los trabajadores es posible obtener conquistas, pero no serán las mismas que las conquistas de la posguerra.

Para que haya conquistas son necesarias la emancipación ideológica, la alianza con los sectores populares y la lucha hasta el fin por el derrocamiento del poder de los monopolios.

Que la UE es un pilar del nuevo orden imperialista y no un contrapeso.

Que hay que luchar contra el Tratado de Maastricth y todos los tratados antipopulares de la UE.

Que hay que plantear el tema de la socialización de los medios de producción.

Que todo pueblo tiene derecho a decidir sobre la vía de desarrollo de su país, así como el derecho a abandonar la UE.

El fortalecimiento en las elecciones europeas de los partidos comunistas que apoyan este marco de lucha en el seno de la UE es un objetivo importante.

Permitirá a los trabajadores llegar a la organización de su lucha, con fuerzas renovadas y en una mejor posición.

Este voto es el único voto que une a todos los trabajadores de la Unión Europea que resistieron y resisten a los diferentes tratados, que votaron en los referendo contra Maastricht, Niza y Amsterdam, así como contra la denominada Constitución Europea.

Este voto es el que sirve para fortalecer la lucha por una Europa de cooperación igualitaria entre estados socialistas.

¡Viva el Partido Comunista de los Pueblos de España!

¡Viva el Partido Comunista de Grecia!

No hay comentarios: