22 oct. 2009

Image and video hosting by TinyPic
La Crisis Sistémica del Capital. La gran depresión del 1929 y el caos 2009


Por: Manuel Sutherland*, Especial para Tribuna Popular TP.

Hace 80 años estalló la crisis la crisis más dura que hubo de confrontar el modo de producción capitalista. El jueves negro del 24 de octubre de 1929, naufragó el mercado de valores en New York y miles de inversionistas vieron perder inmensas cantidades de dinero en un santiamén.

Fue la más significativa crisis de sobreproducción que había conocido la joven historia del capital.

Esa explosión dentro el caos general del sistema, fue apodada como “La Gran Depresión”, pero la Crisis que vemos 8 Décadas después, amenaza en hacer ver al '29 como un pequeño estornudo.

Algunos datos del gran desplome de la Economía Mundial

En el 29 el mercado global apenas daba sus primeros pasos. No era aún la internacionalización febril, sin embargo, la ligazón de los mercados era importante y el crush del mercado inicialmente brotado en EEUU se propagó rápidamente por los demás países capitalistas con especial énfasis en los países capitalistas más avanzados.

En sólo unas infaustas horas del 24 de octubre 13 millones de acciones que se colocaron a la venta no encontraron a ningún comprador, lo que ocasionó la ruina por insolvencia crediticia de cientos de especuladores y miles de ahorristas.

Pero el impacto más grave radica en la disminución de la producción industrial que cayó entre 1929 y 1932 en un 38 por ciento a escala mundial y en un 50 por ciento en EEUU.
La crisis demostró abiertamente la falsedad de la teoría económica -metafísica- burguesa que hablaba de crecimiento estable y superación de los inconvenientes sociales que están ligados intrínsecamente al capitalismo y que sólo se sostiene por el tenaz empecinamiento de las clases opresoras -latifundistas y burgueses- en explotar a millones de trabajadores.

Las verdaderas causas de la crisis del '29 y su reflejo en la actualidad

La crisis del '29 y la actual son crisis de sobreproducción y de allí sus fenómenos subalternos como: subconsumo, fusiones, quiebras generalizadas etc.

La causa de la anárquica sobreproducción radica en dos contradicciones fundamentales del sistema: la producción cada vez más social de las mercancías con la apropiación privada del producto de la venta de las mismas. Y a la depauperación relativa y absoluta en la que se encuentran los productores y la vez consumidores en masa de las mercancías que ya no se pueden vender.

Esto significa que la plusvalía no podrá realizarse, es decir; que no se venderán las mercancías que permitan que el empresario tenga ganancias y cubra los costos en capital variable -salarios- y en capital constante -maquinarías y materia prima-.

En este proceso la variable clave es la tasa de ganancia, que los marxistas aseguramos -con datos- está en pleno descenso a nivel mundial. Claro, exceptuando el caso de nuestro capitalismo rentístico que facilita las “patrióticas” tasas de 200% y 300%.

Ahora en el 2009, cuando asistimos al inicio de la crisis, vemos la forma como los “humanitarios” empresarios finlandeses botaron millones de litros de leche de alta calidad y como brasileros hicieron lo mismo con el café y los estadounidenses con el maíz; a fin de evitar un desplome mayor de los precios.

Aunque el grado de concentración y centralización del capital ha podido frenar un poco esta tendencia a la baja de precios con la disminución drástica de la oferta.

Explicaciones delirantes, conspirativas y anticientíficas de “izquierdistas” sobre la Crisis

Un compañero que asiste a las sesiones de la Cátedra de Economía Política Marxista en que trabajo con la UBV, llegó con un video que “explica” la crisis, que se titula Zeitgeist -o algo así- El video era hecho por anarquistas estadounidenses que se niegan a estudiar marxismo, trata de explicar la crisis mundial como una criminal conjuración de capitalistas contra el pueblo.

Este delirio es conocido como la teoría de la conspiración. Este Detritus Ideológico es a veces mezclado con ideas del imperialismo. Aparte de negar absurdamente la ley del valor y la sobreproducción, ellos tercamente insisten en ver todas las crisis de la historia del modo de producción capitalista por la acción de grupito de banqueros y príncipes de la realeza.

De esa forma ellos creen que los capitalistas quiebran TODAS sus empresas a propósito, para comprarlas luego o fusionarlas. Ellos dicen que los capitalistas son un bloque homogéneo que sabe cuándo y cómo producir para no excederse en la oferta de sus productos y que controlan a su antojo la tasa de ganancia.

Pero claro, ellos no desean ganar tasas de 300% porque son unos tipos “moderados”, unos capitalistas que no buscan el máximo beneficio.

Este embellecimiento del sistema se usó para decir que por culpa de Rockefeller y otras familias ricachonas, fue la crisis de 1929.

Pero semejante teoría -por absurda- es repetida por quienes quieren hablar de capitalismo y no desean leer El Capital de Marx.

Algunos datos de la crisis del '29 y la que inicia en el 2009

Si volvemos a la crisis del 29, notamos que a pesar de ser el epicentro la burbuja financiera, no es esa la causa sino la consecuencia de un proceso de sobreproducción; en el cual hay excesiva cantidad de capitales que no logran reproducirse -acumular- y que son lanzados al ruedo de la especulación de casino -Keynes sic.- Así, vemos que el aparato reciclador de plusvalía -el banco- es de las primeras ramas comerciales que empiezan a quebrar en masa.

Por ello, en el 29 se fueron a la bancarrota 9000 bancos, y ahora -2009- se prevé que sólo en EEUU quiebren 6000.

En las finanzas se muestran de forma más cruda los problemas del capital, pero ese sector es, como diría Henry Houben, apenas la piel del capital o una parte sobrevalorada del proceso de acumulación donde no se genera valor y sólo se redistribuyen las ganancias provenidas del corazón del sistema: La producción de bienes.

En Alemania en 1930, la producción industrial disminuyó en 58%. Pero hoy según el amigo Stefan Engel la producción manufacturera en Alemania se contrajo en 32,5% y la automotriz bajó un 31,5%.
Un “análisis” liviano indicaría que:”La crisis del 29-34 fue peor” Pero no, los capitales que ahora se han perdido son al menos cientos de veces más elevados que los evaporados en el 29. Época donde había muchos sectores de la economía atrasados que estaban lejos de integrarse a al mercado global.

Por ello, al apenas estallar los inicios de la crisis 2008 vemos que la producción industrial mundial decreció en 20%, la venta de autos bajó un 25% y la de acero en un 30%.
Millones de empleos se perderán, es una cuestión natural de las más fuertes depresiones del sistema capitalista dentro de su acontecer sistémico -Anwar Shaikh contabiliza 150 ciclos del capitalismo en EEUU-.

Soluciones viejas para problemas muy antiguos que los empresarios nos tratan de disfrazar

La crisis es sistémica, no es “fabricada” en las salas de té del Rey de Holanda ni por los dueños de inmensas corporaciones.

La crisis no es financiera, se desarrolla en el sector industrial, no se restringe a la economía de “papel”.

La crisis no llegó “ahora” al sistema, el sistema es caótico y subsiste en el medio de una perenne crisis: alimenticia, productiva, ecológica, ética, cultural y por supuesto socio-económica.

Dentro de la crisis hay caídas y auges relativos en los cuales jamás mejora sustancialmente la calidad de vida del trabajador y esta crisis con sus altas y bajas son la constante de cada día en el capitalismo.

En los estallidos depresivos el Estado no interviene para ayudar a los pueblos, sólo lo hace para tratar de rescatar la tasa de ganancia de sus empresarios, es decir, en facilitar las condiciones de explotación de su burguesía.

Las “nacionalizaciones” o millonarias compras del Estado; son un premio redondo para los gerentes y dueños de fábricas y bancos corruptos.

Sólo queda un camino para ponerle fin a la crisis para siempre, La Revolución Socialista; el acto donde los opresores dejan de oprimir y los explotados empiezan a dirigir la sociedad de manera planificada.

*Coordinador de Formación de la Asociación Latinoamericana de Economía Política Marxista (ALEM)

No hay comentarios: