28 ene. 2010

Image and video hosting by TinyPic
Frente a la crisis del capitalismo: ¡¡Revolución!!

La situación que los trabajadores, los jóvenes y los sectores populares estamos sufriendo por culpa de este sistema capitalista e imperialista es insostenible.


En los centros de trabajo la situación es desesperante: largas jornadas, salarios bajos, alineación, seguridad deficiente, precariedad y temporalidad son la norma general.

Para los parados es aun peor. Se les niega sistemáticamente el derecho al trabajo y el gobierno les ningunea con ridículos subsidios. Para la patronal el trabajador es una maquina a la que tiene que sacar el máximo rendimiento y que puede tirar cuando le apetezca, no importa que no puedan cubrir sus necesidades mínimas o mantener a sus hijos. Lo único que a estos explotadores les importa es su propio beneficio.

El futuro de la juventud, es un futuro de mierda: trabajo precario, educación mercantilista, privatizada y autoritaria, ocio alienante y proliferación de centros de menores y otros centros de tortura para “chicos conflictivos”. La generación Bolonia no es otra cosa que mano de obra barata que los capitalistas quieren explotar para engordar sus bolsillos.

Por otra parte mujeres e inmigrantes se ven doblemente oprimidos debido a su nacionalidad o a su género, el modelo patriarcal se mantiene con retoques, y el gobierno del PSOE abandera una ofensiva racista cuyo eje lo encontramos en la reforma de la ley de extranjería.
En definitiva el sexismo, el racismo, el fascismo institucional y callejero, la explotación laboral, el militarismo y la represión siguen siendo el pan nuestro de cada día.

Mientras tanto, este régimen monárquico-franquista continúa liquidando los derechos que los trabajadores han conquistado a lo largo de décadas. Han transferido cientos de miles de millones del dinero público a los parásitos banqueros. Han reducido o suprimido impuestos al capital como el de sociedades y el de patrimonio y han aumentado el IVA que pagamos todos. Han reducido la cotización a la seguridad social que corresponde pagar a los empresarios pero que forma parte del salario de los trabajadores. Se siguen manteniendo los privilegios de la organización político-religiosa de extrema derecha Iglesia Católica y se les sigue financiando con una cantidad e torno a los 5.100 millones de euros (unos 86.000 millones de pesetas) anualmente.

Además debemos destacar que en el Estado español ni siquiera se han puesto en marcha unas reformas democráticas mínimas, el jefe del Estado sigue siendo el mismo que nombró el genocida fascista Franco, la España del “glorioso movimiento nacional” sigue vigente y muchas organizaciones políticas que se confrontan al régimen se encuentran ilegalizadas o están en el punto de mira y sus militantes contantemente represaliados.

Nosotros, antifascistas extremeños, estamos comprometidos con una salida revolucionaria y anticapitalista a esta crisis del sistema burgués. La clase obrera y la juventud trabajadora debemos organizarnos y luchar con todos los medios a nuestro alcance por cambiar el actual estado de cosas.

¡CONTRA EL FASCISMO, EL CAPITALISMO Y EL IMPERIALISMO, UNIDAD!

Coordinadora Antifascista de Extremadura

Aquí escribes el resto del post.

No hay comentarios: