10 ene. 2011

Image and video hosting by TinyPic
Los comunistas bielorrusos con Lukashenko


El único partido político organizado que apoya al presidente Lukashenko,que fue miembro del PCUS pero que hoy es un político independiente, es el Partido Comunista de Belarús (KPB), partido Marxista Leninista, que dispone de un grupo parlamentario e incluso de presencia en el gabinete ministerial. El primer secretario del Comité del Partido en Minsk Igor Karpenko ha explicado que con Lukashenko Belarús ha sido capaz de afrontar la crisis económica garantizando un desarrollo sostenible y moderno del país, mantener la legalidad frente a las redes mafiosas, preservar la unidad nacional y afrontar las amenazas del imperialismo euro-gringo que se empeña estúpidamente en llamar a Lukashenko "el último dictador de Europa" y, sobre todo, evitar una gran disparidad en la distribución del ingreso. El fenómeno social de la oligarquía rusa no existe en el país. El camarada señala que la política del gobierno busca "el reforzamiento del modelo de desarrollo social y económico bielorruso que ha permitido mejorar el nivel de vida de la población". Además del KPB, apoya a Lukashenko la Unión de la Juventud Republicana, importante organización juvenil presente en todo el país, heredera del Komsomol Leninista, la Juventud de la época soviética.

Organizaciones occidentales como la alemana Die Linke y sectores del Partido de la Refundación Comunista, la dirección del PC de España (PCE) y en general las organizaciones revisionistas integradas en el llamado Partido de la Izquierda Europea, siguiendo las órdenes del imperialismo, atacan a Lukashenko y al gobierno bielorruso de izquierdas, defienden a los mercenarios fascistas empeñados en organizar un golpe de Estado en Bielorrusia y se empeñan en reconocer como sus aliados bielorrusos a un grupo traidor gorbachoviano anticomunista antiguamente llamado "partido de los comunistas bielorrusos" que ha tenido la decencia de cambiar de nombre llamándose hoy "partido de la izquierda (Mundo equitativo)" que aunque mantiene la hoz y el martillo no engaña a nadie sobre su verdadera naturaleza antinacional y pro imperialista. Lo dirige un tal Kalyakin, otro renegado del comunismo de la misma naturaleza que Carrillo, Gorbachov o el moldavo Lupu, escisionista del Partido de los Comunistas, hoy presidente del parlamento.

Aquí escribes el resto del post.

No hay comentarios: