11 ene. 2011

Image and video hosting by TinyPic
Se cierra el proceso de unidad comunista de la juventud en Asturias


Hoy, 8 de enero de 2011, la Juventud Comunista de Asturias (JCA) y los Colectivos de Jóvenes Comunistas (CJC/CMC) concluimos un largo proceso de debate y unidad de acción con la unificación orgánica de ambos destacamentos juveniles.

Este proceso es ilusionante, dado que estamos creando la principal organización juvenil de los comunistas de Asturies, uniendo a una gran mayoría de los jóvenes comunistas, a los principales cuadros, con intervención en las luchas y presencia en movimiento estudiantil y movimiento obrero, así como otros frentes de lucha, como el antiimperialismo o el feminismo.

Es importante entender el contexto en que se da este proceso.

Por un lado, en las actuales circunstancias de crisis capitalista, el desgaste del proyecto socialdemócrata se agudiza, así como sus principales contradicciones. De esta forma, el proyecto para transformar desde dentro el PCA en el partido de la revolución ha chocado con las tendencias más socialdemócratas en su seno y con los mecanismos más antidemocráticos.

Por otro lado, llegamos a la unidad con el convencimiento de que unidos somos más, no sólo en lo cuantitativo, sino también cualitativamente. La unidad es un factor importante a la hora de sumar potencial de lucha.

Precisamente es la crisis capitalista y las exigencias que nos presenta la realidad de lucha de clases la que pone hoy día la cuestión de la unidad de los comunistas como una prioridad.

La hegemonía del proyecto de la burguesía actualmente impide que derrotemos únicamente mediante luchas parciales las medidas contra la clase trabajadora (reforma laboral, reforma de las pensiones, subida de IVA, “tarifazo” de la luz,…). Es necesario un proceso de movilización sostenida, en el que elevemos la organización, la conciencia y la combatividad de la clase obrera; cada lucha es un paso dentro de este proceso, que alimenta al siguiente.

Las condiciones objetivas son de crisis del capitalismo y es necesario construir las condiciones subjetivas: el sujeto que haga caer el capitalismo y comience a construir la nueva sociedad. Decía Lenin que las revoluciones no suceden, sino que se organizan. Construir el partido de la revolución, exponente más organizado, combativo y consciente de la clase trabajadora, es una necesidad real.

La unidad y el desarrollo de un proyecto marxista-leninista no es sólo una necesidad en Asturies, sino una realidad en todo el Estado.

Hemos publicado ya en otras ocasiones que los CJC, junto al PCPE, consideramos que estamos en un proceso de creación del partido de la revolución, donde podemos y queremos jugar un papel importante, pero donde no somos los únicos actores. En Asturies somos el polo de concentración de esta unidad comunista.

En Asturies, con más camaradas y en un proceso gradualmente de avance cualitativo, este proceso nos coloca con posibilidades de avanzar en esta línea. Saludamos el avance del partido en su IX Congreso y la continuidad del mismo en la próxima conferencia en Asturies, a celebrar en las próximas semanas.

Un partido de la revolución debe apostar ahora por la lucha por el socialismo, por la organización y la lucha de la clase trabajadora, por plantear contradicciones que no sean asumibles para el actual sistema de dominación. Esto contradice a quienes proponen la vieja estrategia eurocomunista de tratar de alcanzar el socialismo mediante la democratización del Estado burgués, mediante una tercera república identificada con la democracia en abstracto y no con intereses de clases concretos.

En el seno del movimiento obrero, las estrategias se dividen entre reforma o revolución. El PCPE y los CJC tenemos clara cuál es nuestra apuesta.

Por eso, queremos llamar:

* A la clase obrera y la juventud trabajadora y estudiantil, a organizarse y luchar.
* A las y los comunistas, a unirse a la lucha dentro de los CJC.
* Al resto de destacamentos juveniles marxistas-leninistas, a intensificar las tendencias unitarias y avanzar en un proceso general hacia la construcción del partido de la revolución.

¡Viva la unidad de los comunistas!

¡Viva el marxismo-leninismo!

No hay comentarios: