9 abr. 2011

Image and video hosting by TinyPic
Siria: nuevo complot del imperialismo


Uno de los detenidos tras las revueltas en Siria confesó que recibió dinero por parte de extranjeros

Extraído de Telesur

Un ciudadano de doble nacionalidad, egipcia y estadounidense, que fue detenido en medio de hechos de desestabilización registrados en Siria, confesó en declaraciones a una televisora de ese país que ha recibido dinero por parte de extranjeros para tomar fotos que muestren convulsión en la nación árabe y con ello generar caos.

El corresponsal de teleSUR en Medio Oriente, Hisham Wannous, señaló que el detenido dijo que recibía dinero para “tomar imágenes, hacer videos que hablarán de la situación en Siria para entregárselo a extranjeros y con esto provocar el caos”.

El egipcio, también de nacionalidad estadounidense, quien dijo trabajar para una empresa petrolera confesó además, “tener nexos con un colombiano que se encargaba de decirle las tareas que tenía que realizar y de enviarle dinero una vez que entregara las imágenes y videos”.

El corresponsal del Medio Oriente agregó que el detenido “estuvo hace poco en Israel y luego regresó a Siria por la frontera de Jordania (...) Dicen que lo más probable es que él trabaje para una fuente de Israel o de Estados Unidos (EE.UU.)”.

Wannous subrayó que hasta el momento el gobierno sirio no ha informado detalles de la investigación sobre la permanencia en el país árabe de extranjeros que buscan desestabilizar a Siria.

Este domingo, unas 14 personas murieron en la ciudad costera de Latakia cuando un grupo armado ilegal disparó contra civiles y hombres de seguridad del Gobierno de esa nación.

Ocho de las 14 víctimas eran hombres de seguridad del presidente sirio, Bashar Al-Assad, y “el resto de los caídos eran ciudadanos de la provincia costera de Latakia”, indicó Wannous.

“Las personas murieron debido a que hombres armados que recorrían las calles de Latakia disparaban contra los ciudadanos que manifestaban a favor del presidente Al-Assad”, reportó Wannous.

La secretaria de Estado de Estados Unidos (EE.UU.), Hillary Clinton, negó este domingo la participación de Washington en los hechos violentos registrados en algunas regiones de Siria.

En una entrevista para un medio de comunicación estadounidense, Clinton respondió con un “no” en torno a la posibilidad de intervenir en Siria, con la excusa de mitigar las manifestaciones registradas en ese país.

El pasado 15 de marzo comenzaron las protestas en Siria, específicamente en su capital, Damasco, en las que se exigían cambios políticos, demandas que posteriormente fueron atendidas por el Gobierno Al Assad con la aplicación de una serie de reformas en beneficio del pueblo.

Apartado de correos 51498. 28080, Madrid.

No hay comentarios: