18 jul. 2011

Image and video hosting by TinyPic
18 de Julio, Día de la Defensa Antifascista


La lucha de los pueblos nunca es una sencilla línea recta, suele ser en cambio una senda sinuosa, fruto de un proceso arduo, duro y complejo.

La II República tenía como tarea el realizar las tareas democráticas, fue el marco donde se dieron innumerables avances en las posiciones populares. A día de hoy muchos nos sentimos profundamente inspirados por esa etapa histórica.

Sin embargo, los avances populares pronto cruzaron la línea de lo razonable marcada por la oligarquía, los grandes terratenientes, la iglesia y los sectores más reaccionarios del ejército. Estos elementos fueron los que perpetraron el intento de golpe militar, perpetrado por las hordas fascistas, el fatídico día del 18 de Julio.

Al parecer, para ellos, se había llegado demasiado lejos.

Para los CJC es remarcable que el 18 de Julio no es solo el día en que los fascistas inician su despiadada ofensiva contra las fuerzas progresistas, democráticas, legales y legítimas de la II República. No es solo el intento de la reacción de mantener sus privilegios de la manera más brutal. Porque también es el día de su reverso, la heroica defensa antifacista de los pueblos del Estado Español, el inicio de la gloriosa Guerra nacional y revolucionaria.

Porque el Golpe militar fue fallido, no pudo doblegar la voluntad popular. La oligarquía requirió de aún más: nutrirse de un ejército profesional curtido por las sangrientas guerras en África, contar con la traición de aquellos que debían defender al pueblo, tuvieron el apoyo de los países fascistas, utilizaron las más modernas técnicas de terror y además se beneficiaron del abandono a su suerte de la República por parte de las demás potencias mundiales a excepción de la URSS. La oligarquía además necesitó de años de guerra abierta contra el pueblo, de 36 años de dictadura fascista pero aún así no se doblegó a la voluntad emancipatoria de los pueblos.

Lo que destruyo la fuerza popular fue la confusión, la pérdida de referentes y el baile de máscaras de la oligarquía, con sus triquiñuelas y engaños. Los CJC entendemos que la Transición no fue más que la transformación formal del dominio de la oligarquía.

Tras Franco, vino su heredero, el Borbón y el régimen monárquico que, bajo nuevas formas, regeneraron el nuevo bloque de poder hegemónico.

Para los CJC, el Estado Español, en tanto monarquía democrática, es una falsa democracia que vela tan solo por la dominación dictatorial de los explotadores, los patrones, los banqueros, la oligarquía; la dictadura del capital.

Desde el 18 de Julio de 1936 hasta el día de hoy, durante 75 años de lucha, los pueblos del Estado Español han estado inmersos en una larga lucha contra el fascismo, sus herederos y cualquier forma de dominación de la burguesía.

La juventud ha jugado y juega en esta lucha un papel de importancia capital. No ha habido lucha victoriosa de los pueblos y de la clase trabajadora que no haya contado con la vitalidad y el arrojo de la juventud. Esta juventud que ya no se resigna más, esta juventud que está en lucha y ya no parará hasta conseguir su completa liberación, conseguir su propia emancipación y la de la clase trabajadora.

Esta juventud es algo imparable, consciente de su presente, consciente de la injusticia que le respira en la nuca o le engulle. Si no hacemos frente a este sistema capitalista, sea cual sea la forma política que adopte, nos quedaremos sin futuro.

Esta juventud debe organizarse entre los destacamentos más avanzados, destacamentos de los que CJC formamos parte. La juventud debe conocer su realidad para poder cambiarla, pero no podemos comprender nuestro presente sin conocer nuestro pasado.

Los CJC tenemos claro que debemos saber de donde venimos para saber a donde vamos. Los CJC, como destacamento revolucionario, somos una juventud en lucha, una juventud que es consciente del futuro que le toca conquistar, un futuro de igualdad y de emancipación. Los CJC, junto con el PCPE, luchamos por una sociedad más justa, por el proyecto de la conquista del poder de la clase trabajadora, por el socialismo.

Los CJC sabemos que la juventud debe conocer su pasado para conquistar su futuro. Debemos rendir un justo homenaje a nuestros heroicos referentes, referentes como la JSU, glorioso ejemplo de unidad en el Estado Español, debemos rendir homenaje a los luchadores antifascistas, debemos denunciar el sistema político actual heredero del fascista Franco. Los CJC con la juventud trabajadora debemos redoblar esfuerzos para luchar por el socialismo y el comunismo.

Por eso los CJC celebramos el 18 de Julio, día de la defensa antifascista.

¡EL 18 DE JULIO, DIA DE LA DEFENSA ANTIFASCISTA!

¡VIVA LA LUCHA DE LA JUVENTUD Y DE LA CLASE OBRERA!

¡POR LA REPÚBLICA SOCIALISTA DE CARÁCTER CONFEDERAL!

No hay comentarios: