11 nov. 2011

Image and video hosting by TinyPic
El ninismo izquierdista quiere otra matanza imperialista


El camino de hierro

La página web izquierdista Rebelión ha iniciado una campaña contra Siria, motores a toda potencia para alentar una nueva matanza imperial:

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=138712

Este manifiesto es una mezcla de abyecto cinismo y liberalismo mal disimulado con jerga de ONG. Supongo que ya han leído el texto completo, me limitaré a comentar algunos puntos.

"¿Acaso no son éstas nuestras propias aspiraciones, las de cualquier sociedad? Sin embargo, sorprendentemente, cuando más solidaridad demandan los hombres y las mujeres de Siria y cuando parece más justificado y necesario hacérsela llegar desde Europa y América Latina, sectores de la izquierda internacional, defensores en sus propios países de proyectos emancipatorios con los que nos identificamos y que apoyamos, abonan argumentos justificativos de la dictadura siria, basándose en teorías conspirativas y estereotipos ideológicos que han dejado de ser válidos. No hay dictaduras “progresistas”, y condenar selectivamente los crímenes de unos gobiernos mientras se silencian los de otros nos lleva a incurrir en el mismo doble rasero que tan justamente denunciamos en nuestros dirigentes."

En primer lugar, no existe división en la izquierda, y creo que este punto debe quedar muy claro. Desde Cuba, pasando por Venezuela, Bolivia, la mayoría de Partidos Comunistas del mundo y otras muchas organizaciones y amigos han demostrado la coherencia antiimperialista que hoy se requiere. De hecho hace no mucho el ALBA al completo fue hasta Damasco para solidarizarse con los sirios. Los que disienten son grupos minoritarios principalmente de carácter trotskista e intelectuales a título personal. Claro que en la Españeta los cuatro chiringuitos mediáticos izquierdistas están en sus manos, de ahí que puedan hacer tanto ruido y se atrevan a hablar de "sectores de la izquierda internacional". No, ellos son los escasos "sectores" que apoyan los planes imperiales. El grueso de la izquierda está donde debe estar, con el antiimperialismo.

En segundo lugar, repiten el guión libio. Nos hablan del pueblo sirio indefenso masacrado por el gobierno dictatorial de Al Assad, así como nos hablaban del pueblo libio indefenso masacrado por las tropas del dictador Gadafi. Pero como en el caso libio ni podemos hablar de un pueblo en bloque contra su gobierno ni podemos hablar de un pueblo indefenso. Se trata de grupos armados apoyados desde el exterior, incluso ya tienen su CNT calco y copia del CNT libio. Las manifestaciones de apoyo al gobierno sirio han sido multitudinarias, como lo fueron en Libia, pero nuestros amigos ninis las ignoran -como los telediarios- al tiempo que insisten en la idea de una camarilla que oprime a todo el pueblo, una idea muy potente desde el punto de vista de la propaganda, muy atractiva para las mentes borreguiles amuebladas por los buenos "demócratas" occidentales.

En tercer lugar, intentan hacer creer a los incautos que somos unos chalados de la conspiración, que nuestros argumentos se basan en invenciones. ¿Y qué es lo que ellos nos pintan sino una conspiración de un gobierno maligno, el de Al Assad, contra nada más y nada menos que todo un pueblo? En Libia van a plantar la mayor base de África con unos 20.000 soldados yanquis, suponemos que ellos que saben mucho de democracia se van a encargar del peritaje. ¿Será otra de nuestras alocadas conspiraciones? ¿Será que los soviet del CNT fueron traicionados? El problema de nuestros amigos izquierdistas no es que sea conspiranoicos, que lo son, sino que sus conspiraciones están completamente fuera de la realidad, lo suyo sí que es pura ideología, pero ideología liberal de la peor calaña, de la que arrasa pueblos enteros para entregarlos en bandeja a las buenas y civilizadas burguesías occidentales.

En cuarto lugar, sobre lo de que "no hay dictaduras progresistas". Naturalmente que hay dictaduras progresistas, Cuba por ejemplo. No voy a caer en ese patético ejercicio tan común que consiste en comparar las democracias liberales con las dictaduras comunistas para intentar hacer ver que Cuba es mucho más democrática que las democracias liberales. Cuba es, por el momento, un Estado socialista en el que no hay burguesía, por tanto para los trabajadores no puede caber democracia mayor. Pero está claro que Cuba es una dictadura para los burgueses y sus herederos miameros, así como las democracias liberales dominadas por la burguesía funcionan de hecho como una dictadura contra los trabajadores. Ya sabemos con quién estarían nuestros amigos ninis en el supuesto que una parte mayor o menor del pueblo cubano comenzase a alborotar en las calles pidiendo una democracia homologada. Eso sí, algunos de los abajofirmantes no le hacen ascos a las "dictaduras progresistas", bien que van cuando les invitan a dar sus charlas. Las "dictaduras progresistas" son fundamentales para la clase trabajadora, menos mal que todavía existen, y espero y deseo que proliferen muchas más en lo adelante, sobre todo si tenemos en cuenta cómo se las gastan los demócratas, que no tienen "doble rasero" alguno, más bien una posición muy coherente con los intereses de la burguesía que les ha permitido conservar el poder durante siglos.

Este otro párrafo es memorable:

"Ante la inoperancia internacional, la sociedad siria parece abandonada a su suerte. Conocemos muy bien las reglas que rigen el mundo contemporáneo, aquellas que permiten al tiempo que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas vete la creación de un Estado Palestino y la condena de la represión del régimen sirio. Los árabes son víctimas del cinismo mercantilista que rige las relaciones internacionales, que valora en cada caso cuándo es conveniente intervenir y cuándo no lo es, siempre en función de intereses ajenos a los de las poblaciones afectadas. Nuestra condena no encubre la solicitud de ninguna intervención militar occidental ni la imposición de un asedio medieval contra la población siria. Rechazamos abiertamente —como lo hacen los propios sirios, que luchan por su libertad— cualquier forma de presión militar y de tutelaje colonial. Pero nos resistimos a aceptar que nada pueda hacerse frente a lo que está ocurriendo en Siria, que la pasividad y el silencio amparen los crímenes que se están cometiendo en Siria."

Vaya qué cinismo, qué forma de escurrir el bulto y qué asco. Es cierto que los árabes "son víctimas del mercantilismo", a bombazo limpio quieren abrir los McDonald, pero es muy fácil hablar de "relaciones internacionales" en lugar de imperialismo. Quien veta a Palestina es el imperialismo yanqui y sus comparsas. Quien quiere ahora atacar a Siria es el imperialismo yanqui y sus comparsas, ansias que han frenado por el momento el veto ruso y chino. Cuando nuestros amigos ninis dicen querer "hacer frente a lo que está ocurriendo en Siria" y al mismo tiempo dicen que no quieren bloqueos ni "presiones militares" estaría bien que nos dijesen qué es lo que se debería hacer para que ese supuesto gobierno maligno deje de matar al pueblo sirio. ¿Rezar? ¿Escribir artículos? ¿Pedir condenas oficiales de los buenos gobiernos democráticos occidentales? ¿Cerrar el espacio aéreo sirio como se hizo con el libio? ¡Menuda panda de cínicos! Ni siquiera se atreven a pedir lo que realmente quieren, se limitan a hacer el trabajo sucio por la izquierda, de lo otro se encarga El País, El Mundo y La Sexta.

También se equivocan cuando afirman que "los sirios que luchan por su libertad" no quieren una intervención militar.


Ahí están, pidiendo a los buenos demócratas que vayan a Siria a bombardear todo lo que se mueva. También hemos podido leer la poesía del ex vicepresidente sirio Halim Jadam: "la intervención militar no quiere decir una ocupación, porque ha pasado ya la época del colonialismo, sino una manera de ayudar a la gente a deshacerse de sus regímenes represivos y corruptos. Imaginad: si la oposición libia no hubiese pedido la intervención militar internacional, ¿qué hubiera hecho Muamar el Gadafi con la revolución de Libia y con el pueblo libio?". Eso sí, al menos esta gente no se esconde, pide los misiles directamente.

La izquierda debe denunciar estas posturas pro imperiales sin medias tintas. El ninismo tiene las manos manchadas de sangre y al parecer quiere más.

¡MANOS FUERA DE SIRIA! ¡CON AL ASSAD, CONTRA EL IMPERIALISMO!

No hay comentarios: