19 abr. 2013

Image and video hosting by TinyPic
20 de abril, 50 años del asesinato de Julián Grimau


El 20 de Abril de 2013, se cumplen 50 años del  asesinato del dirigente comunista Julián Grimau, condenado bajo falsas acusaciones por un tribunal militar franquista y fusilado en la madrugada del 20 de abril de 1963. Héroe del Cuartel de la Montaña y del combate antifascista en la sierra madrileña, dirigente comunista  en la clandestinidad de la larga noche de piedra del franquismo en los años 60.

Conducido por la policía del régimen   a la Dirección General de Seguridad,  las torturas y vejaciones a que fue sometido no consiguieron arrancarle más que  su nombre y el orgulloso reconecimiento de su condición de comunista.

  
La clase obrera internacional se lanzó a la calle en numerosos países exigiendo  su libertad.  En los  puertos del mundo, los estibadores se negaban a descargar los barcos españoles.  Más de 800.000 telegramas llegaron a Madrid exigiendo la  paralización del juicio farsa. El juício contra Grimau   fue  el escarmiento ejemplarizante  de la dictadura fascista de los monopolios,  contra una clase obrera y una juventud que comenzaban a levantarse  en las fábricas y en los centros de estudios bajo la roja bandera del trabajo, de la lucha contra la dictadura  y la explotación capitalista, bajo la bandera comunista.

- Hoy que la dictadura del capital se ejerce cada vez con mayor brutalidad contra una clase obrera y un pueblo salvajemente golpeados por el capitalismo en crisis estructural , bajo las imposiciones y dictados del bloque imperialista europeo , arrojando cada día a la calle y a la miseria a miles de trabajadores y  trabajadoras, 

-Hoy que día a día se va desembarazando la oligarquía dominante  parasitaria de los maquillajes  democrático-formales   que otrora se dió como consecuencia de la lucha obrera y popular y para hacer posible la integracion de España en el bloque imperialista europeo, 

-Hoy que sigue vigente la ley de punto final y que en muchos casos la memoria histórica se reduce a un ejercicio de exhumación de huesos en las fosas comunes para trasladarlos a un Camposanto,  para la mal llamada dignificación de las vítimas del franquismo como si en algún momento los combatientes antifascistas hubiesen perdido  su dignidad,

La figura del comunista Julián Grimau nos recuerda que el mejor homenaje a los caídos en combate contra el fascismo es continuar  su lucha, levantar su  bandera.

Julian Grimau no es memoria ni pasado: es futuro, es resistencia y contraataque de la Clase obrera, es unidad popular bajo la dirección de la clase obrera  para derrocar a la bestia capitalista e instaurar el Poder  Obrero, la República Socialista.

¡POR LA REPÚBLICA SOCIALISTA!
¡FRENTE OBRERO Y POPULAR POR EL SOCIALISMO!
¡TODO PARA LA CLASE OBRERA!

No hay comentarios: