25 jun. 2013

Image and video hosting by TinyPic
IU, Europa y el €uro: Liberar esclavos humanizando a los negreros


Toussaint Louventure

Decían los clásicos del marxismo que el oportunismo y el reformismo penetraban en el seno del movimiento obrero con un doble discurso. Primero y ante los sectores más avanzados y organizados de la clase obrera y de los distintos movimientos sociales, presenta un discurso de verborrea radical. Esto lo vemos reflejado en la carta enviada por el Secretario General del PCE, José Luis Centella, a su militancia en donde hacía un énfasis enorme en la necesidad de “reconstruir el Partido Comunista en el Estado Español” para “ganar la batalla al capital y avanzar hacia el socialismo y el comunismo”. Con estos mensajes el reformismo quiere seguir manteniendo su militancia fiel a los principios originales del Partido en su seno, sin que supongan un obstáculo contestatario a las verdaderas intenciones del reformismo, recurriendo a figuras históricas del comunismo español como fue la referencia especial que hizo Centella en su carta al situarse “en la senda de continuar el camino de la (re) construcción del PCE organizado que hoy necesita la clase trabajadora, del PCE unitario de José Díaz -Secretario General del PCE durante la Guerra Civil, artífice del Frente Popular y figura histórica del movimiento comunista español-”[i].


Sin embargo, por otro lado lanzan otro mensaje, un mensaje que muestra las verdaderas intenciones del reformismo en el seno del movimiento obrero aunque pretenda presentarse bajo careta “revolucionaria” y use el legado de los revolucionarios históricos del movimiento. Así pues, vemos como Izquierda Unida, federación de Partidos donde se encuentra encuadrado el PCE en el cual milita el Coordinador General de la coalición Cayo Lara, en su conferencia estatal sobre Europa se posiciona sin ambages por “apostar por el Euro dentro de una Unión Europea refundada”[ii].  Vemos aquí como el reformismo enseña otra cara, ya no pretende enarbolar esa bandera revolucionaria para ir en pos del “socialismo y el comunismo”. Ahora con distintas artimañas dialécticas pretende nublar la dirección táctica y estratégica de la clase obrera para arrastrarla de nuevo al fango.

Para ellos la Unión Europea es una estructura supranacional “buena” que sin embargo ha caído en manos de los “malos”, los especuladores y los neoliberales que pretenden revertir la intencionalidad “altruista”, con la que fue creada la Unión Europea en sus orígenes, por lo cual la clase obrera podría recuperar esas estructuras y ponerlas a “funcionar al servicio de sus intereses”. Eso se puede observar en las declaraciones de los principales dirigentes de Izquierda Unida, así como de sus socios del Partido de la Izquierda Europea (PIE). Así pues vemos los empeños del europarlamentario de Izquierda Unida, Willy Meyer por luchar por “la democratización del Banco Central Europeo para que el euro sea una moneda de los ciudadanos”, o las declaraciones de la representante en el Parlamento Europeo de los socios alemanes de I.U., Die Linke, que sostenía:  ”El debate sobre el euro no nos ayuda porque el problema real es cómo podemos parar la política liberal y a la troika“. Estas posiciones no son en absoluto novedosas, parecen recordar a las posiciones del reformista Eduard Bernstein con su famosa frase “el fin no es nada el movimiento lo es todo”.  Es decir, no es  la lucha y la estrategia por la construcción de un proyecto revolucionario al servicio de la clase obrera, la lucha por la ruptura con las instituciones imperialistas es inútil porque nuestra salvación va a venir “dentro de las mismas instituciones, cambiando su carácter y funcionalidad desde dentro”. El reformismo con este torticero análisis muestra su ceguera en cuanto a visión política, echa por tierra los principios fundamentales del materialismo histórico, la lucha de clases. Observa la Unión Europea como una institución que se encuentra “por encima de las clases sociales”, no observa el papel fundamental que jugó el imperialismo francés y alemán con la firma del tratado de constitución de “la Comunidad Europea del Carbón y el Acero”. En definitiva, no saben (o no quieren) realizar un análisis serio sobre la naturaleza de clase de los países que formaron la Unión Europea, todos países imperialistas europeos.

La Unión Europea se creó como medio para una acción conjunta de los distintos países imperialistas europeos, por crear una estructura sólida que pudiese asegurar una mayor tasa de ganancia en el mercado mundial a las respectivas burguesías europeas. Para ello tuvieron que profundizar en el desarrollo de la Unión y comenzar a tejer estructuras que solidificasen la unión política, económica y financiera de las distintas burguesías. El Banco Central Europeo se creó como instrumento para centralizar el capital financiero de los distintos países de la UE, es un instrumento al servicio de la gran Banca, principalmente alemana y francesa, para imponer sus intereses financieros sobre el resto de países miembros.

Los reformistas se agarran al mito de la “Europa Social y protectora de derechos sociales”. No entienden que estos derechos sociales fueron una simple concesión de las clases dominantes debido a la presencia de un sólido Campo Socialista en Europa. Los patrones europeos se veían en la necesidad de alejar el fantasma del comunismo de la aspiraciones de sus obreros. Por ello, lanzaron una ofensiva ideológica destinada a demostrar que se puede “vivir bien dentro del capitalismo”. Por ello, se consiguieron conquistas sociales, todas ellas pagadas con la sangre y la explotación imperialista y colonialista de estos países a países dependientes de África, Asia y América Latina. Una vez derrotado el socialismo en Europa a finales del siglo XX, las distintas burguesías imperialistas vieron el momento para recuperar el terreno perdido. Hoy en día, en medio de una crisis estructural del capitalismo, la Unión Europea se ha convertido en el medio principal para aplicar las medidas de agresión contra la clase obrera. Su objetivo es superar la crisis abaratando los costes de la fuerza de trabajo y aumentando su tasa de apropiación del trabajo ajeno. Los rescates, el BCE, el Parlamento Europeo, las “medidas de austeridad”, todo son elementos que sirven a las principales multinacionales europeas y al capital financiero de Europa para sostener su modelo de dominación. Tanto el Euro como la Unión Europea son estructuras contrarias y antagónicas a los intereses de los distintos pueblos de Europa y ahora esa evidencia se hace cada vez mayor. Negar esta verdad evidente o prentender que se puede alterar desde dentro de las mismas estructuras con las reglas del juego que ellos marcan no es un error táctico político, es directamente complicidad con el enemigo.

Las fuerzas oportunistas europeas no pretenden conseguir una mayor cuota de poder para la clase obrera, o mayores beneficios sociales. Su papel fundamental consiste en embaucar a la clase obrera con vanas esperanzas de que su difícil situación se pueda solventar sin cuestionar la contradicción capital-trabajo y sin romper con el imperialismo. Por las redes sociales circula una imagen que compara a los reformistas con los “Capos” (jefes de trabajo) judíos de los Campos de Concentración Nazis, y no les falta razón. Su función, a efectos históricos, es la misma: pasar por ser “amigos” y representantes de los derechos de la clase obrera sobre el papel para en la práctica hacerlos colaborar con los verdugos. Frente a estos oportunistas el movimiento obrero consecuente debe oponer la consigna de Rosa Luxemburgo “Reforma o Revolución”. Recordemos que el célebre esclavo Espartaco no pretendió acabar con la esclavitud “suavizando” paulatinamente los métodos brutales de los esclavistas romanos, sino dirigiendo una insurrección destinada a terminar con la propiedad esclavista. La auténtica liberación de la humanidad solo podrá llegar mediante la superación definitiva del capitalismo y la construcción de un nuevo sistema que ponga la propiedad de los recursos humanos y naturales al servicio de las necesidades humanas y no al servicio de una ínfima minoría.

[i] http://www.europapress.es/nacional/noticia-pce-anima-militantes-reconstruir-partido-recuperar-quienes-abandonado-partido-20130609122202.html

[ii] http://www.publico.es/457667/iu-apuesta-por-el-euro-dentro-de-una-ue-refundada

No hay comentarios: