10 ago. 2014

Image and video hosting by TinyPic
Sobre el peligroso papel del Partido de la Izquierda Europea


Declaración de la Iniciativa Comunista Europea

La crisis económica está golpeando con fuerza al capitalismo y a sus instituciones. Éste es un momento en que los pueblos de Europa ven con claridad que la Unión Europea significa miseria, paro, destrucción de los servicios públicos y represión, y los Partidos Comunistas y Obreros de Europa tenemos que elevar la denuncia de esta alianza interestatal imperialista y de todas aquellas organizaciones que la defienden y promueven, con el objetivo de profundizar en la batalla ideológica contra el oportunismo, cuyo ejemplo característico en Europa es el Partido de la Izquierda Europea.

El PIE fue fundado en 2004 y celebró su primer congreso en Atenas en 2005. Desde sus comienzos, participan en el PIE fuerzas que han adoptado posiciones abiertamente pro-imperialistas. A través de sus propuestas y de sus prácticas, las fuerzas dirigentes del PIE han demostrado que no quieren y que no pueden romper con la UE, realizando un llamamiento para que la UE juegue un papel más destacado en los asuntos globales.

El PIE promueve la desorientadora creencia de que la UE puede convertirse en un espacio político progresista. Habla con vaguedad de la “necesidad de transformar las actuales herramientas en herramientas para la colaboración al servicio de los pueblos” y a favor de “la transformación de la Eurozona por medio de un cambio radical de la arquitectura del Euro y de la cooperación europea”. Recientemente, Die Linke eliminó de su manifiesto un pasaje que, originalmente, describía a la UE como “una potencia neo-liberal, militarista y profundamente antidemocrática”. En consecuencia, más que identificar a la UE como una unión capitalista interestatal, las fuerzas dirigentes del PIE, a pesar de todas las pruebas en contra, ven a la UE como una potencial “fuerza para la estabilidad y la paz”.

El PIE ha adoptado el marco institucional de la UE, defendiendo la exigencia sin contenido de la “Europa de los Derechos”. Han entrado en el proceso del compromiso, rechazando con firmeza la necesidad de la ruptura. No han sido capaces de reconocer que, basada en una serie de acuerdos institucionales altamente complejos que sirven a los intereses de los monopolios, la UE no se puede reformar. El PIE incluso ha nominado a un candidato para la Presidencia de la Comisión Europea, un aparato básicamente antipopular. El PIE oculta la realidad e intenta evitar un análisis serio sobre el carácter de la UE.

El PIE también ha facilitado y se ha comprometido en una distorsión de la historia del movimiento comunista y los países socialistas. Las posiciones adoptadas por el Partido de la Izquierda Europea presentan a los trabajadores la falsa perspectiva de que existe alguna vía intermedia entre el capitalismo y el socialismo. El PIE distorsiona la verdadera naturaleza del capitalismo y de la crisis capitalista.

La UE está al servicio de los intereses de los monopolios; refuerza a los banqueros y a otras secciones del capital contra los trabajadores. Colabora con los EEUU y la OTAN contra los pueblos por medio de intervenciones y guerras, en beneficio de los intereses de los monopolios.

Los partidos como el PIE están integrados en esta estrategia y fomentan ilusiones sobre la gestión del sistema. La socialdemocracia y el oportunismo se oponen a la lucha de clases y a la revolución socialista.

Los partidos del núcleo del PIE apoyan a los denominados “gobiernos de izquierda” que gestionan el sistema capitalista, los intereses del capital e impiden la radicalización de la clase obrera.

En estas condiciones, lo que hace falta es el fortalecimiento de los partidos comunistas que luchan decididamente contra la unión imperialista, por el socialismo y por la abolición de la explotación.

Julio de 2014

No hay comentarios: