17 dic. 2014

Image and video hosting by TinyPic
El PCPE ante la aprobación de la Ley Mordaza

El PCPE, ante la aprobación de la Ley Mordaza, llama a la clase obrera y a los sectores populares a redoblar la movilización social y la lucha por derribar a este gobierno en el avance hacia el poder obrero y la sociedad socialista.

El Comité Ejecutivo del PCPE, ante la aprobación en el Congreso de los Diputados de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana, también conocida como Ley Mordaza, declara lo siguiente:

Esta ley es una nueva agresión contra los derechos democráticos del conjunto del pueblo trabajador, que aprueba el mgobierno burgués, en el presente escenario de crisis capitalista, con la pretensión de desactivar la creciente lucha de la clase obrera. Las nuevas situaciones que se recogen como infracciones van directamente encaminadas a limitar al máximo las expresiones populares de descontento.

Esta legislación, que otorga a los cuerpos policiales una total discrecionalidad en la calificación de la “gravedad” de unas conductas u otras, con las consecuencias sancionadoras que ello puede acarrear, tiene la finalidad de criminalizar las protestas populares en un momento en que el desarrollo de la crisis capitalista aumenta el desarrollo de la conciencia de lucha de amplias masas y, por tanto, la forma en que ésta se expresa.

Este gobierno, y las clases dirigentes a las que representa, quiere silenciar la protesta para que parezca, a los ojos del mundo y a los ojos de la propia población del país, que no hay oposición a sus violentas políticas contra la clase obrera y el pueblo trabajador en su conjunto. Al mismo tiempo, pretende impedir el proceso de acumulación de fuerzas que, a través de centenares de luchas obreras y populares hoy se está dando en el país.

Las coordenadas reaccionarias en que se mueve el actual gobierno son expresión de un incremento general de la violencia contra la mayoría social, sea por la vía del recorte de derechos laborales y sociales, del empeoramiento masivo de las condiciones laborales o la utilización cada vez más frecuente de medidas de control universal de la población.

El imperialismo tiende a la reacción en todos los campos y el terreno de los derechos democráticos no se libra de la ofensiva de la clase dirigente por defender y afianzar su poder dictatorial.

Con la anterior legislación hemos soportado no pocos casos de montajes y manipulaciones policiales, que en múltiples ocasiones han sido amparados y difundidos a través de los medios de comunicación burgueses. Las infiltraciones policiales en manifestaciones y concentraciones con el objetivo de provocar disturbios y, consecuentemente, criminalizar los fines de la movilización o a los propios convocantes, están ya a la orden del día. El objetivo de esta ley es dar una mayor impunidad de las fuerzas represivas y un mayor margen de manipulación para que, aquellas movilizaciones que se considere oportuno, aparezcan a ojos de la mayoría obrera y popular como “antidemocráticas” o “desestabilizadoras”, mientras la instancia judicial queda absolutamente subordinada a la primacía de las actuaciones policiales.

Nuestro Partido ha sufrido en múltiples ocasiones la represión policial y los montajes, y sabemos que una de las vías por las que la burguesía pretende desarticular al movimiento popular es mediante el constante goteo de multas y acusaciones falsas. Somos conscientes de que el grado de descomposición de la legitimidad burguesa en estos momentos es susceptible de generar redoblados ataques contra las organizaciones obreras y populares, incluidas aquéllas que no plantean posiciones revolucionarias pero que sí expresan un grado primario de descontento ante las consecuencias más evidentes del desarrollo capitalista.

El PCPE no se va a dejar amordazar por este gobierno ni por ningún otro gobierno de la burguesía; tenemos el empeño de continuar la lucha de masas a todos los niveles contra el enemigo de clase, sus gobiernos, sus políticas y sus mecanismos de manipulación de masas, y para ello llamamos a nuestra militancia a levantar una amplia oposición a esta ley y a las medidas que de ella se desprendan, así como a vincular la lucha democrática general contra la dictadura del capital con las movilizaciones obreras y populares para avanzar en el fortalecimiento de la lucha general de la clase obrera y sus aliados contra el poder burgués y por el socialismo-comunismo. Esta Ley no dará a la burguesía la paz de los cementerios que trata de imponer, la lucha revolucionaria continuará.

Comité Ejecutivo del PCPE
Madrid, 14 de enero de 2014


No hay comentarios: