6 jun. 2017

Image and video hosting by TinyPic
La insoportable indecencia del oportunismo


Aun no se han enfriado los cuerpos del joven Orlando Figuera de 22 años, quemado vivo por la "oposición" venezolana y de Nelson Moncada, de 37 años, juez que ratificó la condena a Leopoldo López, acribillado a tiros por la hordas fascistas, cuando la Alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena y sus secuaces piden la liberación de Leopoldo López y reciben a bombo y platillo, en señal gráfica de apoyo, a su familia.

Ya en Octubre de 2016 inauguraba un monumento en Madrid en honor a los fascistas húngaros sublevados contra el gobierno comunista y responsables de horrendos crímenes, tanto en el transcurso de esta sublevación violenta como durante su colaboración con la Alemania nazi. 

Ahora estos perroflauticos "ciudadanistas" respaldan la insurrección fascista contra el gobierno popular y legítimo de Venezuela. Respaldan sin ningún pudor a los responsables de los hasta ahora 65 muertos a consecuencia de la violencia desatada por la oposición fascista de venezuela y sus cómplices imperialistas.

Apoyan entusiasticamente y de manera expresa a uno de los cabecillas de la revuelta fascista como es Leopoldo López, convicto de ser responsable de la muerte de 43 personas durante la anterior ola de violencia y probable inductor del asesinato del juez Moncada. Se identifican, de manera consciente, con los asesinos fascistas y actuan, junto al resto de fuerzas del Régimen, contra el gobierno popular y antiimperialista de Venezuela. Este es el verdadero rostro de la Nueva Socialdemocracia "ciudadanista".

No puede haber colaboración de ningún tipo con esta escoria burguesa, no ya por parte de los que podamos considerarnos como antiimperialistas, si no de nadie que tenga un mínimo de ética y decencia.

Alto y claro: la Nueva socialdemocracia, representada en España por Podemos, son tan enemigos de los trabajadores y de los pueblos y tan serviles y lacayos del Capital y el Imperialismo como el resto de partidos, medios y "sindicatos" del Régimen. 

No hay comentarios: