16 oct. 2017

Image and video hosting by TinyPic
VESTIDA DE ROJO Y GUALDA, HOY AFILA SUS GARRAS LA DICTADURA DEL CAPITAL


El Secretariado Político del PCPE y el Comité Executiu del PCPC, ante los acontecimientos políticos que se están produciendo en los días próximos al 12 de octubre DECLARAN:

- La actual dictadura del capital en España, que a la salida de la anterior dictadura franquista impuso la monarquía parlamentaria como forma de gobierno sin consulta democrática, niega el derecho de autodeterminación de los pueblos, ignorando la realidad del estado plurinacional español. La negación de este derecho impide la resolución de la actual situación política, de profunda crisis, en una estructura superadora que reconozca los derechos nacionales de los pueblos y ofrezca una salida que dé satisfacción a las demandas de amplios sectores populares. Esta incapacidad genera, de forma cíclica, tensiones que se expresan en amplios movimientos de masas populares, especialmente en las realidades nacionales más consolidadas.

- En esta situación, de negación y represión de los derechos nacionales de los pueblos y naciones del Estado, en Catalunya se ha dado un proceso popular de masas que, liderado e instrumentalizado actualmente por la burguesía catalana, expresó el pasado día 1 de octubre la voluntad inequívocamente mayoritaria del pueblo de Catalunya de acceder a niveles superiores de autogobierno, e incluso a la independencia. La represión del derecho al libre ejercicio de autodeterminación ha impedido una expresión más clarificadora de la real voluntad del pueblo de Catalunya.

- La brutal actuación de los cuerpos represivos del Estado –Policía Nacional y Guardia Civil- bajo las órdenes de Mariano Rajoy y del golpista Pérez de los Cobos, el pasado día 1 de octubre, ha expresado con claridad el grado de violencia que la oligarquía española, sus gobiernos y la misma monarquía, ejercen siempre que los pueblos se levantan en la lucha por sus derechos. Estos dictadores no tienen la posibilidad de reaccionar de otra manera, en una continuidad de su brutal trayectoria histórica que solo ha traído a este país sufrimiento, represión y miseria. La actuación del partido del Gobierno, el PP, se ha visto acompañada por la complicidad de Ciudadanos y el PSOE, como fuerzas que tienen la misma disposición a ejercer las funciones que exige el bloque histórico de poder en España en estos momentos.

- Las movilizaciones organizadas días pasados por los Ministerios de Defensa e Interior, enarbolando la bandera roja y gualda impuesta por el golpe de Estado de Franco, y con cantos de cara al sol, saludos fascistas brazo en alto, y agresiones a transeúntes, son una expresión incontestable de cómo la llamada Transición y la Constitución del 78 dejaron intactos los aparatos del Estado del franquismo, el ejército y los mandos de los cuerpos de policía, y hoy actúan dando continuidad a los principios fascistas que guiaron la dictadura anterior que se extendió por cuarenta años en España, y que dejó no solo 150.000 personas desaparecidas enterradas en las cunetas, sino otras cientos de miles de personas presas, torturadas o asesinadas. La bandera roja y gualda no se podrá separar jamás de todos esos crímenes y de su fidelidad fascista.

- La respuesta del gobierno de Mariano Rajoy, avalado por el anterior discurso de Felipe VI, a la propuesta del Govern de abrir un diálogo en la actual situación, no es otra que subir un escalón más en la trayectoria represiva del Estado. La aplicación del artículo 155, así como la amenaza latente de la intervención del ejército en Catalunya, se orientan en el camino de una mayor profundización de la crisis del Estado burgués monárquico, demostrando que ese Estado solo sabe actuar guiado por la violencia y la represión, y que nada tiene que ver con la democracia aunque repita esta palabra de forma compulsiva. Sus leyes sólo sirven para consolidar sus privilegios y eternizar nuestra explotación.

- La exacerbación de todas las contradicciones, incluso atizadas por el mismo Gobierno y los aparatos del Estado, está poniendo en escena una estrategia de autogolpe, al estilo del perpetrado por Erdogan en Turquía, que el bloque histórico de poder, liderado por la oligarquía más reaccionaria y parasitaria de los presupuestos generales del Estado, parece ha decidido poner en marcha como su opción de salida frente al fracaso absoluto de su sistema de dominación en esta coyuntura.

- Este autogolpe trataría de reequilibrar la debilitada hegemonía del bloque histórico de poder, imponiendo una involución democrática que, como corresponde al Estado de la parasitaria clase dominante, se dirige contra la mayoría social y, en concreto y de forma especial, contra la clase obrera. Los objetivos de este autogolpe van en la dirección de un recorte de libertades, de un fortalecimiento del actual estado policial, de un ataque al derecho de huelga y a todas las expresiones de la movilización por el cambio social y político.

- La actitud de prepotencia y violencia policial del gobierno Rajoy no deja otra opción al pueblo de Catalunya que confrontar con el Estado Español y reafirmarse en sus propias posiciones de defensa de su soberanía. Por tanto el conflicto no tiene salida en el actual marco de dominación, y se encamina a la represión mayor por parte del Estado o a la victoria de la movilización popular en Catalunya, que agudizaría aún más la crisis del estado burgués monárquico.

- El PCPE y el PCPC no admiten otra salida a esta situación que la lucha popular y de masas por los derechos nacionales y por la emancipación de la clase obrera, la cual, por otra parte, tampoco tiene camino bajo la guía de la burguesía catalana, como algunos sectores absolutamente equivocados pretenden.

- El PCPE y el PCPC consideran que este conflicto es un conflicto de clases, en fase aguda, que solo se puede enfrentar con la lucha organizada de la clase obrera y los sectores populares de todo el Estado, desde una concepción de movilización de masas y combatividad en torno a un programa político propio.

- El PCPE y el PCPC se manifiestan rotundamente contra la aplicación del artículo 155, contra la actual ocupación policial de Catalunya por parte de Policía Nacional y Guardia Civil y, también, contra una posible intervención del ejército en esta situación. Por ello, en cualquiera de estos supuestos, llamamos a la más amplia y combativa movilización de masas en todo el Estado frente a estas actuaciones del gobierno Rajoy para, con la lucha, desbordar la capacidad de represión del poder burgués.

- Hoy son momentos de amplia unidad del movimiento obrero y popular, y es necesario que las organizaciones de la clase obrera, políticas y sindicales, y el conjunto del movimiento popular rechacen la fascistizante maniobra roja y gualda y se impliquen en una amplia movilización unitaria de lucha por sus derechos.

- Nuestro programa político se sustenta en:


  •  Defensa del derecho de autodeterminación de los pueblos, incluido el derecho a la independencia
  •  Dimisión del gobierno de Mariano Rajoy
  •  Salida inmediata de Policía Nacional y Guardia Civil de Catalunya. Depuración de responsabilidades por sus actuaciones.
  •  Defensa de las vías políticas en la resolución de conflictos que el sistema surgido de la Transición y de la Constitución del 78 no fue capaz de resolver.
  •  Defensa de las libertades, del derecho de huelga, de la negociación colectiva y del derecho a la libre expresión y organización política
  •  Depuración del Ejército y de los cuerpos de policía
  •  Frente a la monarquía de los Borbones, luchamos por su derrocamiento.
  •  Un proceso de lucha organizada del movimiento obrero y popular, del conjunto de pueblos y naciones que en la actualidad forman parte del Estado español, conducirá a la República Socialista de carácter Confederal como nuevo proyecto histórico para una España absolutamente diferente a ésta, superador del sistema político de la Constitución del 78.
  •  Salida del Euro, la UE y la OTAN.


- El PCPE y el PCPC hacen un llamamiento a la clase obrera y a los sectores populares, en Catalunya y en todo el Estado, a impulsar las más amplias movilizaciones unitarias de masas para organizar el contraataque frente al bloque de poder y su actual deriva autoritaria y violenta. Solo la lucha organizada nos abrirá el camino para alcanzar la victoria.

A 12 de Octubre de 2017


Leer el resto del artículo

11 oct. 2017

Image and video hosting by TinyPic
Mitin 100 aniversario de Octubre



La tendencia del día a día muchas veces nos hace hablar de las cosas, e incluso hacerlas, sin dedicarle el tiempo suficiente a valorar en su totalidad histórica el alcance de las mismas. La menor o mayor trascendencia de los hechos quedan diluidos en una sucesión amnésica de acontecimientos incapaz de incorporar los conocimientos adquiridos por la acción consciente de las masas. El acervo de las organizaciones del movimiento obrero y popular y, muy especialmente, el de sus partidos y sindicatos, construyen ese motor imparable de la Historia que es la lucha de clases. Con sus avances y retrocesos, la realidad que hoy vivimos es hija inequívoca de la lucha iniciada hace más de siglo y medio por el movimiento obrero internacional y guarda memoria práctica del acontecimiento más trascendental de la Historia del desarrollo social de la Humanidad: La Revolución Socialista de Octubre.

El acontecimiento que destruyó el Imperio Zarista y llevó a la clase obrera y al campesinado ruso y del resto de nacionalidades y pueblos de la Antigua Rusia al poder durante más de 70 años, marcó para siempre la Historia.

No es función de este artículo hablar de lo que supuso, pero es inevitable recordar la Paz de Brest Litovsk, la victoria del Ejército Rojo en la Guerra Civil, la jornada de 8 horas, el control obrero de la producción, la industrialización y la colectivización del campo, la Victoria sobre el nazismo, el derecho al divorcio y al aborto, la universalización del acceso a la sanidad, la educación y la cultura, la conquista del Cosmos, el derecho constitucional a la Autodeterminación y la hermandad de pueblos constituida por la URSS… si lo que se quiere plantear es la necesidad recuperar en lo concreto y en la perspectiva de la totalidad de su alcance histórico el significado de Octubre.

Para ello el PCPE y su Juventud, venimos trabajando diversos materiales a lo largo del año (exposiciones, contraportadas del UyL, materiales de agitación…) que no solo reforzaremos durante los meses de Octubre y Noviembre a nivel local, sino que, además, confluirán en una actividad central el 14 de Octubre en Madrid.

Un acto de memoria y de lucha en el que la consigna LA TAREA ES LA REVOLUCIÓN, será el guion de la totalidad de los y las ponentes que participen. Nuestro SG, Carmelo Suárez, encabezará una parrilla de intervenciones nacionales e internacionales, en la que los diversos/as ponentes nos ilustrarán, desde el conocimiento teórico y práctico, de todo aquello en lo que hoy nos sigue marcando Octubre y de las tareas inmediatas y futuras que nos impone el tratar de estar a la altura de aquello héroes y heroínas del Proletariado que, con su Partido Comunista a la cabeza y con un entrega absoluta y sin límites materiales e ideológicos, tomaron el testigo de la Comuna y abrieron la puerta definitivamente a la liberación completa de la Humanidad trazando el camino hacia el fin de la explotación y la sociedad dividida en clases.

Además tendremos diversas actuaciones culturales y espacio para la convivencia entre camaradas y los muchos amigos y amigas de lucha que, sin duda, compartirán este espacio con el PCPE y su Juventud.

Desde ya trabajamos a todos los niveles para garantizar el éxito de esta importante actividad en la que es imprescindible contar con tú presencia.

¡Te esperamos!

Leer el resto del artículo

25 sept. 2017

Image and video hosting by TinyPic
La España que no queremos



Hay una España que no queremos.

Esa España la representa, hoy, el Gobierno de Mariano Rajoy. Pero junto a ese gobierno, torpe y despótico, se alinean otros sujetos que, igualmente, comparten la misma orientación reaccionaria y antidemocrática en su proyecto de España. Empezando por Felipe de Borbón, siguiendo por Ciudadanos y por el PSOE, y continuando por quienes de una u otra manera reproducen como cotorras el discurso de la clase dominante, haciendo de comparsas de la actual dominación.

Para definir de una manera inequívoca a qué nos referimos con “esa España que no queremos”, haciendo una mirada histórica, empezamos por la España de la espada y de la cruz, la que con ese armamento se abalanzó sobre los pueblos originarios de la América Latina para someterlos a la esclavitud y al exterminio en beneficio de la Corona de Castilla. Fue la España que, a partir del 12 de octubre de 1492, torturó, masacró, esclavizó y robó sin límites, dejando una estela de terror sin parangón en la historia de la Humanidad. Tampoco queremos la España de la Inquisición que, durante tres siglos y medio, extendió su terror integrista en este país y en sus colonias, bajo la férrea garra de la monarquía y de la Iglesia Católica, dejando un balance estremecedor de torturas, fanatismo religioso, ignorancia y muerte.
Leer el resto del artículo

20 sept. 2017

Image and video hosting by TinyPic
El PCPE contra el Estado burgués, por los derechos del pueblo de Cataluña

 

El estado burgués en crisis se quita la careta: El Gobierno de Mariano Rajoy ataca violentamente los derechos del pueblo de Catalunya


Ante los acontecimientos que en el día de hoy se están produciendo en Catalunya, el Secretariado Político del Comité Central del PCPE aprueba la siguiente DECLARACIÓN:

El SP del CC del PCPE expresa su solidaridad con todas las personas que hoy sufren directamente la represión del Estado y, en general, con el pueblo de Catalunya al que se le está negando ejercer un derecho tan inalienable como es el derecho a decidir sobre su propio futuro.

Este escenario represivo es un salto cualitativo en el progresivo y acelerado proceso de liquidación de las libertades formales en el estado español, que tiene ya un largo recorrido con la aprobación de leyes cada vez más restrictivas en los últimos años. Cada día más, la actual dictadura del capital se quita la máscara de democracia burguesa y se adentra en un régimen de características cada día más autoritarias y antidemocráticas.

El capitalismo español, representado hoy por el gobierno del PP, se enfrenta a una profunda crisis de sus mecanismos de legitimación que amenaza la estabilidad de su actual hegemonía. La corrupción de los partidos del sistema, el desprestigio de la monarquía, la sumisión instrumental del poder judicial, unidos a una profunda crisis económica y social en la que está instalado su poder de clase. En esta situación el actual gobierno del PP opta por provocar un agravamiento del actual conflicto político del bloque de poder para, envuelto en el patrioterismo y la defensa de la rancia Constitución monárquica del 78, iniciar un proceso de liquidación de los derechos sociales, civiles y laborales que fueron conquistados tras décadas de intensa lucha de la clase obrera y los sectores populares del conjunto de pueblos y naciones de España.

Hoy esta actuación del Gobierno de Rajoy se lanza contra el derecho a decidir del pueblo de Catalunya, e impone la liquidación de facto de la Generalitat. Mañana serán los derechos de reunión y manifestación, y así, paso a paso, caerá la negociación colectiva, el derecho a la huelga, ..., siempre con el manido discurso de "la defensa de la ley". Para eso hicieron leyes como la Mordaza y las sucesivas contrarreformas laborales; ¡para aplicarlas!

En este momento del desarrollo de la lucha de clases, que se da en unas condiciones de profunda crisis en la cúspide del Estado burgués, el PCPE tiene muy claro donde debe estar. Nuestro puesto de combate está en la calle, movilizando y denunciando lo que ocurre, y transmitiendo a la clase obrera y al pueblo la idea de que esto no es solo un ataque contra el pueblo catalán. Ahora son ellos, pero mañana seremos todos quienes nos oponemos de alguna u otra manera a sus planes de mayor recorte de las libertades y aumento de la sobreexplotación. Por ello esta lucha es de toda la clase obrera y de todos los sectores populares del Estado Español, situados al lado de la clase obrera catalana que reclama el ejercicio de sus derechos nacionales.

POR EL DERECHO A LA AUTODETERMINACIÓN DE LOS PUEBLOS

POR LOS DERECHOS Y LIBERTADES DE LA CLASE OBRERA

POR LA REPÚBLICA SOCIALISTA DE CARÁCTER CONFEDERAL

ABAJO LA MONARQUÍA, ABAJO EL GOBIERNO BURGUÉS 

Leer el resto del artículo

18 sept. 2017

Image and video hosting by TinyPic
Lenin y el Derecho a la Autodeterminación



Ante el debate entre comunistas (reales y supuestos) sobre el tema del Derecho a la Autodeterminación de los Pueblos, determinado por la realidad política actual, publicamos algunas nociones y planteamientos de Lenin sobre el tema. 

El derecho de las naciones a la autodeterminación

1. ¿QUE ES LA AUTODETERMINACION DE LAS NACIONES?

Es natural que esta cuestión se plantee ante todo cuando se intenta examinar de un modo marxista la llamada auodeterminación. ¿Qué debe entenderse por ella? ¿Deberemos buscar la respuesta en definiciones jurídicas, deducidas de toda clase de "conceptos generales" de derecho? ¿O bien hay que buscar la respuesta en el estudio histórico-económico de los movimientos nacionales?

La época del triunfo definitivo del capitalismo sobre el feudalismo estuvo ligada en todo el mundo a movimientos nacionales. La base económica de estos movimientos estriba en que, para la victoria completa de la producción mercantil, es necesario que la burguesía conquiste el mercado interior, es necesario que territorios con población de un solo idioma adquieran cohesión estatal, eliminándose cuantos obstáculos se opongan al desarrollo de ese idioma y a su consolidación en la literatura. El idioma es el medio principal de comunicación entre los hombres; la unidad de idioma y el libre desarrollo del mismo es una de las condiciones más importantes de una circulación mecantil realmente libre y amplia, correspondiente al capitalismo moderno, de una agrupación libre y amplia de la población en cada una de las diversas clases; es, por último, la condición de un estrecho nexo del mercado con todo propietario, grande o pequeño, con todo vendedor y comprador.

Por ello, la tendencia de todo movimiento nacional es formar Estados nacionales, que son los que mejor cumplen estas exigencias del capitalismo contemporáneo. Impulsan a ello factores económicos de lo más profundos, y para toda la Europa Occidental, es más, para todo el mundo civilizado, el Estado nacional es por ello lo típico, lo normal en el período capitalista.

Por consiguiente, si queremos entender lo que significa la autodeterminación de las naciones, sin jugar a definiciones jurídicas ni "inventar" definiciones abstractas, sino examinando las condiciones históricas y económicas de los movimientos nacionales, llegaremos inevitablemente a la conclusión siguiente: por autodeterminación de las naciones se entiende su separación estatal de las colectividades de otra nación, se entiende la formación de un Estado nacional independiente.

Leer el resto del artículo

8 sept. 2017

Image and video hosting by TinyPic
Carmelo Suarez sobre los acontecimientos en Cataluña



Primeras declaraciones de Carmelo Suárez, Secretario General del PCPE, sobre los acontecimientos en Catalunya

El Secretariado Político del Comité Central hará pública una declaración este próximo sábado sobre los acontecimientos en Catalunya.

Para el PCPE esta situación es una expresión más de la vieja España, fracasada siempre en la historia en su intento de construir un proyecto nacional para el actual ámbito del Estado. La España de Franco, con un nuevo barniz, sigue siendo la España que defienden hoy los llamados partidos constitucionalistas.

Una vez más se expresa la vieja confrontación entre, por una parte, la rancia oligarquía españolista, expoliadora, católica, conservadora y profundamente reaccionaria, incapaz ni tan siquiera de una mínima modernización con el paso del tiempo. Y, por otra parte, una burguesía periférica que se apoya torticeramente en los legítimos sentimientos nacionales del pueblo catalán para tratar de recolocar en una mejor posición sus intereses de clase, para seguir explotando a ese pueblo con una mayor ventaja en la cadena imperialista.

Obviamente a los comunistas ni nos vale esa España vieja y rancia, ni tampoco esa burguesía periférica, por mucho que históricamente haya representado postulados más modernizadores como fracción más temprana del capitalismo español.

La disyuntiva es entre la clase obrera y la clase dominante, en una u otra versión de ésta.

Un proceso de construcción nacional de España solo se puede dar bajo el impulso radicalmente transformador de la revolución proletaria. Pero también hay que decir que esa histórica pelea entre grupos burgueses puede hacer imposible esa misma unidad de cara al futuro. Unidad que solo saben imponer por la violencia de los aparatos del Estado burgués, viejo y caduco.

La posición del PCPE es con la clase obrera. Repudiamos las medidas represoras del Estado burgués que se apoya en la antidemocrática, e ilegítima, Constitución del 78 para defender un proyecto de España que no es el nuestro, y que, en esa situación, trata de enfrentar a la clase obrera del Estado con la clase obrera de Catalunya. Y tampoco es posible estar con las estrategias de la  burguesía catalana, que trata de recolocarse en una nueva posición en la cadena imperialista, que consideran mejor para sus intereses clasistas.

El libre ejercicio del derecho de autodeterminación es parte imprescindible de la solución para la cuestión nacional en el Estado Español, pero esa no es la cuestión que se dirime en este momento, desgraciadamente.

Carmelo Suárez

Leer el resto del artículo

25 ago. 2017

Image and video hosting by TinyPic
El movimiento comunista internacional que necesita hoy la clase obrera



El desarrollo del capitalismo, en su actual fase imperialista de agotamiento histórico, coloca a las organizaciones que formamos parte del Movimiento Comunista Internacional ante retos concretos de una alta responsabilidad. Como organizaciones nacidas con el objetivo de conducir a las masas obreras y populares por el camino del tránsito revolucionario al socialismo, nuestra opción no puede ser otra que asumir estos retos de forma consecuente. Actuar. Intervenir. Trabajar para hacer la revolución, para avanzar al socialismo.

Leer el resto del artículo