7 feb. 2019

Image and video hosting by TinyPic
Acto de Cao de Benós en Mérida (videos)

Videos del acto de Cao de Benós en Mérida del día 2 de Febrero de 2019.



 



Leer el resto del artículo

6 feb. 2019

Image and video hosting by TinyPic
SÁNCHEZ CÓMPLICE DEL GOLPISMO FASCISTA


El Partido Comunista de los Pueblos de España denuncia y rechaza frontalmente la maniobra del Gobierno del estado español, encabezado por el Presidente Pedro Sánchez Pérez-Castejón (PSOE), de reconocer en el día de hoy como "presidente encargado" de la República Bolivariana de Venezuela al diputado en desacato Juan Gerardo Guaidó Márquez, una maniobra que convierte al ejecutivo español y a quienes le sostienen frágilmente en el parlamento burgués, en cómplices del Golpe de Estado que se está llevando a cabo en Venezuela.

Cabe remarcar que el títere y cabeza de turco en el Golpe de Estado en Venezuela, el golpista Guaidó, es "diputado" de una Asamblea Nacional que está en desacato desde 2016 y cuyos actos son nulos por violaciones de la Constitución Venezolana. El propio Presidente de la Sala Constitucional del TSJ de Venezuela, Juan José Mendoza, leyó hace unas semanas el documento donde se declara que la AN "no tiene junta directiva válida" y que "todos sus actos son nulos. La AN violenta los artículos 130, 131 y 132 de la Constitución Bolivariana [desde 2016]". También remarcó que existe nulidad en los actos parlamentarios de los pasados días 5 y 9 de enero, cuando se nombró a la nueva "junta directiva" del Parlamento, y todos los actos posteriores encaminados a allanar el terreno para la grotesca puesta en escena del Golpe de Estado.

Se trata del enésimo acto en esta dramática obra teatral orquestada desde Washington, un Golpe de Estado del que por primera vez no está detrás Estados Unidos, sino que está delante, que a la vez es una pantomima de dimensiones y consecuencias incalculables, a la que ahora se suma de forma aventurera el estado español junto con otros miembros de la Unión Europea, a instancias del imperialismo yankee y con la presión y connivencia de las grandes empresas del capital español e internacional, empresas que un día fueron expulsadas de Venezuela u obligadas a cumplir los términos legales venezolanos tras el triunfo de la Revolución Bolivariana, términos que pusieron fin al saqueo neo-colonial al que hasta entonces habían sometido estas y otras empresas al país suramericano.

Es el más profundo sentido anti-democrático, neo-colonial, neo-fascisfa y revanchista, el que ha inducido al capitalismo mundial a perpetrar esta oleada de guerra imperialista para destruir y saquear el estado venezolano y revertir los logros sociales y democráticos que ha traído la Revolución Bolivariana en los últimos veinte años.

El único y legítimo Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela es el compañero Nicolás Maduro Moros, vencedor de la últimas elecciones presidenciales celebradas en mayo de 2018 y que le facultan desde el 10 de enero de 2019, para ejercer su mandato como Presidente hasta el año 2025, tal y como indica la Constitución Bolivariana.

Una legitimidad popular, emanada de unas elecciones transparentes en las que más de 20,5 millones de venezolanos y venezolanas fueron llamados a las urnas y de los cuales más de 6,24 millones votaron por Nicolás Maduro Moros, o lo que es lo mismo, el 67,84 por ciento de los que ejercieron su derecho al voto y el 30, 43 por ciento de los inscritos en el padrón electoral.

El Presidente del ejecutivo español, quien parece haber optado por el seguidismo y el lacayismo, bajo las alas del imperialismo de Estados Unidos, se ha erigido hoy como adalid de la legitimidad popular y electoral, pretendiendo dar lecciones e instrucciones a los y las venezolanas, sin tener en cuenta que él mismo es Presidente del Gobierno tras una moción de censura y no tras unas elecciones, tampoco ha tenido en cuenta que sólo es jefe de gobierno, puesto que la escuálida "democracia" española no permite a su pueblo votar libremente la jefatura del estado desde el golpe fascista de 1936 y tampoco ha debido mirar los datos oficiales de su legitimidad popular y electoral ya que en las últimas elecciones generales de España en las que más de 36,5 millones de españoles y españolas estabamos llamados a las urnas, solo 5,44 millones votaron a Pedro Sánchez Pérez-Castejón y a la lista del Partido Socialista Obrero Español, lo que traducido a números significa un 22,63 por ciento de los votos emitidos y un 14,91 por ciento de los inscritos en el padrón electoral.

No hace falta ser catedrático de matemáticas, para de un simple vistazo, analizar estos números y dar cuenta de la legitimidad de uno u otro para ejercer su cargo de Presidente y para dar lecciones o reconocimientos, eso por no hablar de los porcentajes de voto del diputado en desacato y auto- proclamado "presidente encargado", el golpista Juan Gerardo Guaidó Márquez, que obtuvo en las pasadas elecciones presidenciales de Venezuela un contundente 0 por ciento de los votos.

Desde el Partido Comunista de los Pueblos de España exhortamos al ejecutivo español a no apoyar el Golpe de estado en Venezuela y a volver a la senda del derecho internacional, en la que la abrumadora mayoría de los pueblos y estados del mundo, han abogado por no interferir en los asuntos internos de Venezuela o apoyar a la legalidad constitucional vigente en el estado Bolivariano, legalidad que ampara a Nicolás Maduro Moros para ostentar el legítimo cargo de Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela.

Exigimos también a los oportunistas de todos los pelajes que sostienen al frágil gobierno español, que ejerzan una postura coherente y desenmascarada y se pronuncien con claridad al respecto de esta equivocada y aventurera decisión del gobierno español. Es el momento de estar con el pueblo venezolano y la Revolución Bolivariana o con el imperialismo, sus golpes de estado y la guerra. No caben las posiciones neutrales o tibias, no cabe la ambigüedad histórica de los "ni-nis", o se está con la guerra imperialista o se está con la paz, o con Maduro o con el golpismo.

Hacemos una advertencia  al Presidente Pedro Sánchez Pérez-Castejón, para que sea muy consciente de que sus temerarias acciones, pueden contribuir a ir un paso más allá en la estrategia de Estados Unidos en este episodio de guerra imperialista y él será cómplice y participante directo de las víctimas de la locura imperialista . El reconocimiento de un golpista constituye un peligroso paso que puede abocar al mundo y al estado español a una nueva y sangrienta guerra, esta vez en suelo venezolano. Señor Sánchez, no contribuya a la guerra y evite a toda costa manchar sus manos con la sangre del pueblo venezolano. Vivimos es un estado español con una larga lista de "líderes" asesinos y criminales de guerra, no engrose usted esa lista.

Por todo esto, realizamos un enérgico llamamiento a la Clase Trabajadora y a los sectores populares, para mostrar toda la solidaridad de los pueblos de España con el pueblo trabajador venezolano y con sus legítimas instituciones. Un llamamiento de solidaridad internacionalista para construir un Frente Antiimperialista que permita parar las agresiones a Venezuela y al resto de los pueblos del mundo, un llamamiento a la paz. El imperialismo es inherente al capitalismo como fase superior y última de su desarrollo, es por ello que acabar con el capitalismo supone la única manera de acabar con el germen de la guerra imperialista y sus devastadoras consecuencias.

Por un mundo nuevo, no al capitalismo no al imperialismo y sus guerras, construyamos el Socialismo-Comunismo.

¡Con Venezuela, con Maduro, Venezuela Vencerá !
 
¡No al Golpe de Estado, No al Imperialismo!
 
¡Ni guerra entre pueblos, ni paz entre clases!
 
¡Viva la Revolución Bolivariana y el Internacionalismo Proletario! 

Leer el resto del artículo

28 ene. 2019

Image and video hosting by TinyPic
El PCPE contra el golpe de Estado imperialista en Venezuela




EL COMITÉ CENTRAL DEL PCPE DENUNCIA EL ATAQUE DEL IMPERIALISMO ALA SOBERANÍA NACIONAL DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA, ASU GOBIERNO LEGÍTIMO Y AL PROCESO DE CAMBIOS SOCIALES INICIADOS POR HUGO CHÁVEZ Y CONTINUADO POR EL PRESIDENTE NICOLÁS MADURO

El Comité Central del PCPE, reunido los días 26 y 27 de enero de 2019 en Madrid en su XIII Pleno, ha aprobado la siguiente Declaración de apoyo al proceso bolivariano que se desarrolla en Venezuela conducido por el gobierno de Nicolás Maduro Moros.

Los acontecimientos que se han desarrollado en Venezuela en las últimas fechas no son otra cosa que la expresión de un ataque frontal contra el proceso bolivariano. Ataque conducido por el imperialismo yanki y concertado con otras potencias imperialistas que trata de conseguir revertir la confianza depositada por el pueblo de Venezuela en dicho proceso, revalidado en numerosos procesos electorales. Procesos electorales en los que las fuerzas de la burguesía criolla, apoyada y financiada por el imperialismo yanki, y las potencias imperialistas europeas (entre ellas España), ha salido siempre derrotada de forma contundente. La última ocasión en el proceso electoral para elegir la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela celebrado el día 20 de mayo de 2018, donde la candidatura de Nicolás Maduro obtuvo el apoyo mayoritario del pueblo de Venezuela.

El valiente pueblo de Venezuela ha sabido defender la soberanía de sus decisiones frente a la guerra multifacética que el imperialismo ha desatado, desde hace largo tiempo, contra el proceso bolivariano, primero bajo el liderazgo de Hugo Chávez y, en la actualidad, bajo la Presidencia de Nicolás Maduro, depositando su confianza en reiteradas ocasiones en el nuevo proyecto político que se desarrolla en su país, que implica una línea de defensa de la soberanía nacional y de cambios a favor de la mayoría social. Y ello se produce, una y otra vez, a pesar de las maniobras de la OEA y del Grupo de Lima, jaleados por la intensa campaña falsaria y manipuladora de los principales medios de comunicación que no cesan ni un instante en su acción desestabilizadora.

La autoproclamación del lacayo Guaidó como pretendido Presidente de la República de Venezuela es una descarada manipulación sobre la cual el imperialismo pretende construir la coartada para violentar los cambios sociales y políticos que se desarrollan en Venezuela, y crear las condiciones para un golpe de estado que acabe con la democracia y las libertades en ese país. No serán las potencias imperialistas las que puedan establecer el baremo democrático en la patria de Bolívar, esas mismas potencias imperialistas que sumergen a Libia en un baño de sangre, que organizan a las fuerzas del terrorismo islámico para tratar de destruir a la RepúblicaÁrabe Siria, o que masacran al pueblo palestino con la acción genocida del sionismo internacional. Las mismas fuerzas imperialistas que han convertido el Mediterráneo en una fosa común donde desaparecen todos los años miles de migrantes que huyen del terror creado por esas mismas potencias en sus países de origen.

Es la profunda crisis del capitalismo internacional, que transita por un agravamiento creciente del proceso de acumulación de capitales, el origen de toda la desesperada violencia que las grandes potencias desarrollan por todo el planeta, disputándose el control de los metales, de los recursos energéticos, de los circuitos comerciales y financieros. Son esas potencias capitalistas, sumidas en una grave crisis general sistémica, las que se manifiestan dispuestas a cualquier ejercicio de violencia para tratar de salir de esa situación. Es una violencia extrema que no conoce límites, y que es capaz de llegar incluso a la destrucción de la misma Humanidad.

En esa línea de intervención injerencista al margen de cualquier respeto a la soberanía de los países, y a la misma legalidad internacional, se sitúa el gobierno del PSOE de Pedro Sánchez en nuestro país, con el beneplácito de la monarquía borbónica. (El actual presidente del gobierno actúa igual que lo hizo en su día el gobierno del PP presidido por Aznar, en el golpe de estado del año 2002 contra Hugo Chávez). La socialdemocracia, como siempre hizo en la historia, desarrolla su acción de gobierno al servicio de la dictadura del capital, mientras trata al mismo tiempo de vender su cara de un capitalismo social para tratar de amortiguar el desarrollo de la lucha de clases, desarmando las posiciones más consecuentes de la clase obrera. Esa socialdemocracia tiene una responsabilidad mayor porque, a pesar de su reiteración, sigue siendo un instrumento útil para llevar a la clase obrera a luchar bajo banderas ajenas.

También las fuerzas reformistas en nuestro país muestran una posición tibia y ambigua, demostrando su inutilidad total como organizaciones para la defensa de los intereses de la clase obrera.

El Comité Central del PCPE llama a las fuerzas obreras y populares a situarse al lado de la legalidad de la República Bolivariana de Venezuela, y de su legítimo Presidente Nicolás Maduro Moros. Actuando de forma combativa, llamando a las masas a confrontar con las estrategias imperialistas y a impedir que el ataque contra Venezuela pase a una fase superior de violencia, impidiendo con su movilización la intervención militar directa del imperialismo. En las luchas concretas, hoy, se están generando las condiciones para la articulación de un amplio Frente Mundial Antiimperialista que conduzca el contraataque frente a la violencia del imperialismo, y que el PCPE apoyará con todas sus fuerzas.

El ataque imperialista contra Venezuela pone de manifiesto una agudización extrema de la lucha de clases internacional, y sitúa a las fuerzas obreras y populares, y especialmente a las fuerzas revolucionarias, ante una altísima responsabilidad histórica. Hoy es necesario poner freno al ascenso del fascismo internacional, y a las expresiones más extremas de la dictadura del capital, pues si así no lo hiciéramos se abre un futuro de creciente desarrollo de las prácticas terroristas de las potencias imperialistas contra los pueblos y contra la clase obrera. Los ejércitosimperialistas, la OTAN, la CÍA, el MOSHAD, el CNI, etc., constituyen la mayor trama de terror que haya existido nunca en la historia, que se activa cada vez que el capital financiero y los grandes monopolios enfrentan dificultades para el mantenimiento de su hegemonía absoluta. Esas estructuras terroristas son las que en estas horas están orquestando las maniobras y manipulaciones más groseras para tratar de fabricar una coartada que les permita la intervención contra Venezuela, incluso la guerra directa y la invasión del país.

Este proceso de guerra imperialista contra Venezuela solo puede ser detenido mediante la intervención decidida de las fuerzas de la paz y la democracia, encabezadas por la clase obrera internacional, por las organizaciones proletarias y las fuerzas revolucionarias más consecuentes. La movilización masiva a favor del respeto a la soberanía de la República Bolivariana de Venezuela, las iniciativas en cualquier tipo de instancia denunciando las maniobras imperialistas, las muestras de solidaridad de cualquier forma, constituyen hoy la respuesta más consecuente que necesita el valiente pueblo de Venezuela.

En ese sentido el Comité Central del PCPE expresa de forma concreta su apoyo a las propuestas acordadas por el Bureau Político del Partido Comunista de Venezuela, y su llamamiento a un amplio acuerdo de todas las fuerzas democráticas y nacionales para conformar un potente bloque defienda al gobierno legítimo y a los cambios desarrollados en el país.

El Comité Central del PCPE hace, especialmente, un llamamiento a la unidad de todas las fuerzas obreras y populares en España para desarrollar la más amplia movilización en apoyo de la República Bolivariana de Venezuela, y su legítimo Presidente Nicolás Maduro Moros. Así como al rechazo de las posiciones del gobierno del PSOE presidido por Pedro Sánchez, y de las fuerzas de la ultraderecha que aún no han denunciado el golpe fascista del General Franco, y que, sin embargo, pretenden dar lecciones de democracia a Venezuela. Doscientos años después de la independencia estas fuerzas burguesas se muestran con su verdadera careta, no solo neocolonial sino también golpista y terrorista. El capital financiero y los monopolios españoles apoyan el actual golpe de estado en Venezuela con la finalidad de mantener el saqueo y el expolio de la patria de Bolívar, como si de un botín se tratara. El fracaso histórico de su parasitario proyecto histórico ha de ser puesto de manifiesto por las luchas obreras y populares contra las políticas imperialistas.

El Comité Central del PCPE actuará con firmeza según estas líneas políticas, y llevará hasta las últimas consecuencias sus principios de internacionalismo proletario ante las acciones más agresivas que en los próximos días se puedan realizar contra Venezuela.

El Comité Central del PCPE declara en estado de alerta a toda su militancia, y a la Juventud del Partido, que han de actuar bajo la consigna de reaccionar con la mayor rapidez ante las exigencias que vaya planteando el desarrollo de los acontecimientos.


DEFENDAMOS AL GOBIERNO LEGÍTIMO DE VENEZUELA ABAJO EL GOLPE DE ESTADO, ABAJO EL IMPERIALISMO 
Leer el resto del artículo

25 ene. 2019

Image and video hosting by TinyPic
Con Venezuela, con su presidente Nicolás Maduro



Ante los gravísimos acontecimientos que se están desarrollando en Venezuela, el Frente Antiimperialista Internacionalista de Extremadura expresamos nuestro firme apoyo al Pueblo de Venezuela y nuestro respaldo a su legítimo presidente Nicolás Maduro, elegido para este mandato por un 60% de los votantes.

Lo que está ocurriendo actualmente en Venezuela se corresponde a un plan minuciosamente planificado por el régimen de Estados Unidos. Se trata de otro golpe de Estado de la derecha fascista venezolana de acuerdo a los intereses de la oligarquía y dirigido por el imperialismo norteamericano. Quieren apoderarse de sus recursos naturales y sumergir otra vez a los trabajadores de Venezuela en la miseria absoluta y la represión que representó la IV República. Volver a la corrupción generalizada, la represión asesina y el saqueo que supusieron la alternancia de la socialdemocracia y la democracia cristiana.

El imperialismo, ante una crisis económica insuperable, aumenta su agresividad y violencia. Venezuela, junto con Siria y Corea Popular, son sus objetivos prioritarios en estos momentos. La legalidad internacional nunca ha sido un obstáculo para las agresiones del imperialismo, para eso tiene a instituciones tan cubiertas de mierda como la ONU o la OEA, que legitiman sus crímenes.

También queda claro cuál es el significado real que tiene la “democracia” para estas dictaduras de los ricos. Solo aceptan los resultados de las elecciones cuando, controlándolas y manipulándolas, los resultados son favorables a sus intereses. Si no es así instigan y apoyan golpes de Estado.

Denunciamos la repugnante y manipuladora actuación de los medios de propaganda de dictaduras corruptas como la española, apoyando de manera descarada una vez mas a los golpistas fascistas.

Se pone de manifiesto la enorme y transcendental importancia que tiene la lucha antiimperialista y la necesidad de articular un Frente Antiimperialista Mundial que coordine y aúne esta lucha.

Creemos también que el gobierno popular de Venezuela ha cometido errores que han facilitado la acción subversiva de los fascistas. Desde nuestro punto de vista es necesaria una rectificación urgente. En este sentido, si se nos permite, recomendamos:

- La más absoluta y férrea unidad de acción de todas las fuerzas favorables al proceso revolucionario.

- El control real de la economía con la socialización de la banca y los principales medios de producción, así como del comercio interior y exterior.

- Terminar con esa sensación de impunidad para los golpistas, que parece que pueden sublevarse y asesinar sin apenas consecuencias. Mano de hierro para los violentos golpistas. Con el fascismo no se dialoga, se le combate.

¡Viva Venezuela libre!

¡Viva Nicolás Maduro!

¡Muerte al imperialismo y al fascismo!

Leer el resto del artículo

23 ene. 2019

Image and video hosting by TinyPic
Acto en apoyo a Corea Popular

El próximo 2 de Febrero el FAI-Extremadura organiza un acto en Mérida en solidaridad con la República Popular Democrática de Corea. Contaremos con la presencia de Alejandro Cao de Benós, Representante oficial del gobierno coreano.

El acto será en el Centro Cultural Alcazaba, calle Jonhn Lennon, 5. A las 7 de la tarde.

Leer el resto del artículo

10 ene. 2019

Image and video hosting by TinyPic
35 AÑOS DE LUCHA COMUNISTA. 35 AÑOS DEL PCPE



Este próximo 15 de enero, conmemoramos el 35 Aniversario de la clausura con notable éxito del Congreso de Unidad Comunista del que nació, nuestro Partido, el PCPE. Celebramos esta fecha trascendental para el desarrollo de la lucha de clases en nuestro país, con la satisfacción de lo mucho realizado y la autocrítca de los errores cometdos, pero, sobre todo, con la responsabilidad de las tareas ineludibles que nos depara el futuro y que enfrentaremos sin rebajar un milímetro nuestro compromiso revolucionario. Hoy, después de todos estos años de lucha contra el capital, rendimos homenaje a la memoria y al legado de tantos y tantas camaradas fallecidos en este periodo. Héroes anónimos de la clase obrera que entregaron su vida a la lucha revolucionaria y que junto al recuerdo de líderes inmortales como Fidel Castro, seguirán marcándonos el largo camino que empezó nuestra clase tomando el cielo por asalto en París, y que no daremos por concluido hasta lograr el fn de la explotación y la eliminación de todo tpo de discriminación  entre los seres humanos.

Somos una obra humana de 35 años, con el valor indiscutble de haber sabido mantener, a lo largo de este tempo, vivas y altas las banderas rojas de la lucha por el Socialismo y el Comunismo, desde el más fel compromiso con las necesidades de la clase obrera, la República socialista, la autodeterminación de los pueblos y el Internacionalismo Proletario. Una barricada de lucha que nació con la determinación Leninista de combatir contra el oportunista liquidacionismo eurocomunista que abrazaba con ardor la monarquía y su Constitución burguesa, pero que, más allá de ese combate, nunca ha dejado de enfrentar los más complicados y adversos procesos históricos con el optmismo revolucionario que nos dan los conocimientos científicos fundamentados  en el marxismo-leninismo, y la confanza en la clase obrera como sujeto revolucionario.

Años de defensa inequívoca del Internacionalismo Proletario desde la solidaridad con lo que fue y supuso para la Humanidad la existencia de la URSS y el campo socialista, y años de combate contra todos los elementos burgueses que, con los más diversos disfraces y las más variadas maniobras, han pretendido liquidarnos. Años de compromiso revolucionario en tempos de reacción, en los que no queremos dejar de resaltar la importancia del valor de mantener vivo el hilo rojo de la Historia con un compromiso diario de toda nuestra militancia con la lucha obrera y popular.

En estos 35 años de historia el PCPE no ha sido un testigo mudo y sordo del desarrollo de la lucha de clases; en estos 7 lustros la militancia del PCPE ha estado presente en los frentes de masas orientándolos en su batalla contra el capitalismo.

El papel desempeñado en las Huelgas Generales, en la lucha contra la OTAN y las bases, y en las grandes movilizaciones contra la guerra imperialista y por los derechos de las mujeres trabajadoras y la juventud, así como nuestra partcipación en las movilizaciones de los obreros del campo y en multtud de luchas sindicales, marcan con claridad los hitos referenciales de la contraofensiva obrera y popular con la que hacer frente a la realidad de sobreexplotación y falta de futuro en la que, un capitalismo sumido en una profunda crisis estructural,  sitúa hoy a nuestra clase.

Trabajamos por levantar un combativo frente obrero y popular por el Socialismo que una todas las luchas para derrotar a la oligarquía.

Un Partido y una Juventud, que se construye desde el ejercicio cotidiano de la polítca como categoría de la práctca, que es lo que nos permite hundir nuestras raíces entre las masas y hacerlas fecundas.

La retórica, la debilidad ideológica y el narcisismo de pretendidos dirigentes comunistas que no fueron más que caricaturas de militantes comunistas, hicieron desaparecer a lo largo de estos años muchos proyectos del campo revolucionario y comunista, dejando huérfanos de referencia polítca a quienes confiaron en ellos. Sin embargo, el PCPE siempre estuvo ahí, sólido, decidido y a la ofensiva demostrando que su existencia responde, y es la obra que se deriva del compromiso sólido y leal de una militancia y un entorno político y social decidido a cumplir con la misión histórica de ejercer su papel de vanguardia polítca del proletariado y del conjunto de la clase obrera y los trabajadores de los pueblos de España.

VIVA LA LUCHA DE CLASE OBRERA.

POR EL SOCIALISMO Y EL COMUNISMO.

VIVA EL PCPE Y SU JUVENTUD COMUNISTA.

10 de Enero de 2019

Leer el resto del artículo

10 dic. 2018

Image and video hosting by TinyPic
CONTRA EL FASCISMO




Comunicado del FAI-Extremadura en apoyo a las acciones antifascistas en Extremadura

El auge de los movimientos de extrema derecha en Europa y América es una consecuencia de las políticas capitalistas reaccionarias de las últimas décadas: por un lado, esas políticas han rebajado las conquistas sociales, arrojando a buena parte de la clase trabajadora europea y americana a una pobreza creciente; por otro, la OTAN ha iniciado una campaña belicista contra Oriente Medio, promocionando los movimientos integristas entre los musulmanes y potenciando así el terrorismo como instrumento de la acción política fascista. A lo que se debe añadir el apoyo del imperialismo a los golpes de Estado, que se han generalizado en Europa del Este y en América Latina: Ucrania, Honduras, Paraguay, Brasil, etc.

Esos procesos son complementarios y forman parte del mismo proyecto político de la oligarquía financiera mundial, que consiste simplemente en conservar su poder sojuzgando a las poblaciones humanas bajo el sistema imperialista. La miseria empuja a los trabajadores a la desesperación,llevándoles a buscar la solución de sus problemas en la demagogia de políticos oportunistas, que ofrecen protección frente a los desequilibrios del mercado de trabajo.

La solución al problema económico generado por la economía capitalista consiste en reforzar el papel de la administración pública de los bienes comunes y la socialización de los sectores estratégicos de la economía; pero el Estado que nos ofrecen es autoritario y discriminatorio frente a los más débiles, despreciando los derechos humanos.

Al mismo tiempo, la violación de los derechos humanos por las potencias occidentales en las guerras recientes abre la puerta a la mentalidad fascista, al caos social y al desprecio por la vida humana: el caso más claro ha sido la venta de armamento militar a Estados genocidas como Arabia Saudí. Además el apoyo a los movimientos integristas por parte de los poderes fácticos del sistema imperialista –ya sean islámicos, judíos o cristianos-, ha generado una espiral de muerte y represión que no ha hecho más que empezar. Los atentados contra la población civil alimentan las tendencias xenófobas y racistas en la sociedad,cargando la frustración y el rencor contra los otros grupos humanos. Es necesario oponerse a los planes de la oligarquía que nos llevan hacia una nueva ola de violencia y destrucción.

Por todo ello, el FAI-Extremadura (Frente Antiimperialista Internacionalista de Extremadura) apoyamos las manifestaciones contra el fascismo que se están produciendo este mes en distintas ciudades españolas y nos solidarizamos con la convocatoria a manifestarse en Badajoz, Plasencia, Mérida y Cáceres el próximo lunes 17 de diciembre.

¡Acabar con el fascismo exige derrotar el imperialismo!

¡Abolir el imperialismo es el primer paso para conseguir la paz!

¡OTAN no! ¡Bases fuera!
Leer el resto del artículo