5 mar. 2019

Image and video hosting by TinyPic
Concentración en solidaridad con Venezuela




SOLIDARIDAD ACTIVA CON EL PUEBLO Y EL GOBIERNO VENEZOLANO

El gobierno y el pueblo venezolano sufren una permanente ofensiva imperialista que tiene por objeto tumbar el proyecto de la Revolución Bolivariana, y apoderarse de sus recursos naturales para que estos sean expoliados por multinacionales extranjeras.

Venezuela padece la más brutal guerra mediática basada en una constante elaboración de mentiras: noticias falsas sobre actuaciones represivas, presentación de fotos pertenecientes a otros momentos o países, creación de tramas inventadas en torno sus procesos electorales o la crisis económica... Y junto a este cúmulo de manipulación, exageración y noticias falsas, el permanente silenciamiento de la mayoría social chavista a la que se niega su derecho a la existencia.

Así mismo, contra Venezuela se viene sosteniendo un intenso sabotaje económico en el que el capital extranjero y la oligarquía autóctona se dan la mano, y que se concreta en el robo de fondos de PDVSA y del Estado venezolano, las sanciones comerciales, las estrategias de desabastecimiento de bienes de primera necesidad o la manipulación de los tipos de cambio. No podemos obviar que buena parte de las dificultades que hoy padece la nación venezolana proceden precisamente de este deliberado y sistemático intento por hundir sus fuentes de riqueza.

Finalmente, el gobierno chavista y las fuerzas populares han sido víctimas de sucesivos intentos de derrocamiento violento, trazados meticulosamente desde el extranjero y ejecutados por una oposición pro oligárquica, golpista y antidemocrática. Ya en 2002 se produjo un intento de golpe de Estado con el oprobioso apoyo de EEUU y el gobierno español. A esta primera intentona proseguirá el paro petrolero, el sucesivo desconocimiento de los resultados electorales, las guarimbas violentas de 2014 y 2015, la ejecución de numerosos atentados terroristas y los sucesivos intentos de golpe contra el presidente legítimo Nicolás Maduro.

El último eslabón en esta concatenación de fracasos, liderado por un hasta ahora desconocido Juan Guaidó, se orienta a forzar una intervención militar extranjera sobre el territorio venezolano con las dramáticas consecuencias que esto tendría para Venezuela y toda la región. Desconociendo la legitimidad de las elecciones democráticas, el derecho internacional y la libre expresión del pueblo venezolano, una entente reaccionaria liderada por ultraderechistas como Donald Trump y Jail Bolsonaro, promueve el reconocimiento de un gobierno paralelo ilegítimo y sin capacidad de actuación que, entre intoxicaciones y provocaciones, plantea abiertamente una posible intervención del ejército estadounidense.

Somos conocedores de la naturaleza de las intervenciones imperialistas sobre América Latina que solo reportaron dictaduras terroríficas, muerte, expolio y miseria. En ellas no existe ninguna voluntad de mejorar la situación de los derechos humanos, sino de declarar la guerra contra los pobres, eliminar cualquier reducto de libertades democráticas y entregar los recursos del país a intereses extranjeros.

Creemos en el derecho a la autodeterminación de los pueblos para que estos construyan sus destinos sin injerencias de ningún tipo, y  en una paz con justicia que permita el desarrollo y el bienestar amenazado por los cantos belicistas del imperialismo.

Como internacionalistas que somos, sentimos la necesidad de expresar nuestra solidaridad hacia Venezuela y rechazar de la forma más enérgica la actuación del gobierno español, plegado por completo al más reaccionario neocolonialismo y a la ultraderecha internacional.

Por todo ello, desde el FAI Extremadura hemos decidido convocar una concentración en solidaridad con Venezuela y en apoyo a su gobierno legítimo el próximo sábado 16 de marzo en Mérida a las 19:00 en Plaza España.

Animamos a todas las organizaciones políticas y sociales democráticas y a cualquier persona solidaria con Venezuela a que haga suya esta convocatoria, acudiendo a la misma y contribuyendo a su difusión y éxito.

¡Todos con el gobierno legítimo de Nicolás Maduro!

¡Abajo el plan de guerra contra Venezuela!
Leer el resto del artículo

20 feb. 2019

Image and video hosting by TinyPic
70 años de la creación de la organización criminal OTAN



70 AÑOS DE LA CREACIÓN DE LA ORGANIZACIÓN CRIMINAL QUE HA CAUSADO MÁS VÍCTIMAS EN LA HISTORIA DE LOS PUEBLOS

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) fue creada en 1949 por los EEUU y otros países capitalistas con el objetivo de frenar la influencia de la Unión Soviética en Europa. Su objetivo y la causa principal de su creación fue la de evitar cualquier posibilidad de revolución socialista por parte de la clase obrera en sus distintos países tras la derrota de los regímenes nazis y fascistas en la Segunda Guerra Mundial, derrota que fue posible sobre todo por el enorme esfuerzo realizado por la Unión Soviética, el Ejército Rojo, los millares de partisanos europeos y los distintos Ejércitos de Liberación, como el yugoslavo. Así pues, el origen y la causa de la OTAN son claramente reaccionarios.

Tras el triunfo de la contrarrevolución en la Unión Soviética y encontrándose todos los países integrantes de la Alianza Atlántica liberados de oposición para llevar a cabo sus planes de agresión de forma impune, esta organización empieza a ensayar en la agresión a Yugoslavia , prueba su modus operandi para la guerra en todo el mundo, con el mismo patrón táctico , en primer lugar utiliza la manipulación y la mentira para simular un conflicto inexistente y convertir al país en un objetivo global de injerencia, que después le permita realizar acciones militares de agresión y sabotaje. Este formato de guerra la OTAN lo ha practicado y lo lleva a cualquier parte del mundo que tenga recursos naturales para saquear, en los últimos años extendiendo el conflicto armado o la guerra económica a cualquier lugar del planeta.

La OTAN es el brazo armado del imperialismo, quien en su crisis estructural ha declarado la guerra al mundo, bien participando de forma directa como en Yugoslavia, Libia, Afganistán, Irak o Siria, bien de forma indirecta como en Yemen u otras zonas del planeta.

Junto esta agresión bélica a nivel planetario, se llevan a cabo agresiones a países como Cuba, que soporta desde hace casi seis décadas un criminal bloqueo; o contra Venezuela, desarrollando una injerencia inadmisible contra el pueblo venezolano y sus instituciones. Nicaragua es otro ejemplo de ello, sin olvidar la constante amenaza contra Corea del Norte, ni el apoyo incondicional al genocida ente israelí en su guerra de exterminio contra el Pueblo Palestino.

La actuación de la OTAN, en los diversos escenarios donde ha intervenido o interviene, ha provocado auténticas tragedias humanitarias: millones de víctimas mortales y de personas desplazadas, países totalmente devastados, expoliación de recursos por parte de las multinacionales, robo del patrimonio cultural e histórico o el resurgir de la esclavitud, como es el caso de Libia; etc.

La OTAN tiene 1000 bases repartidas por el mundo, 765 son bases militares y el resto trabajan para su servicio de inteligencia, El estado español tiene en su territorio las bases de Rota y Morón situadas en Andalucía. A esto hay que sumar el Centro de Operaciones Aéreas Combinadas, en Torrejón de Ardoz (Madrid) y el Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad de Bétera (Valencia), el polígono de las Bardenas Reales (Aragón), así como la continua adscripción de fuerzas terrestres, navales y aéreas del ejército español a las misiones encomendadas por la OTAN, como el cuartel de la legión de Viator en Almería.

El papel de estas bases en el estado español es, geográficamente, de una importancia estratégica, y desde ellas se organizan, prepararan y lanzan ataques allá donde los intereses de las oligarquías imperialistas, lideradas por los EEUU, quieran apropiarse de los recursos naturales de los pueblos de Oriente Próximo.

Además, estas bases militares juegan un doble papel, pues sirven de retén continuo frente a cualquier posible situación de conflicto interno para reprimir cualquier reivindicación de la clase obrera y sectores populares que afecte a los intereses de la oligarquía.

La burguesía española no vacila en ceder la soberanía de los territorios del estado español a los intereses imperialistas de los EEUU y la UE, ni en incrementar su gasto militar hasta en un 80%, en detrimento de la Sanidad o Enseñanza públicas, o en poner en riesgo de posibles respuestas bélicas a toda la población del estado, a fin de que le sea reconocida su participación en la cadena imperialista, aunque sea como actora de segundo orden. El patriotismo de esta burguesía se encuentra en su cartera y en la cuenta de resultado de sus empresas. Todo lo demás, se puede vender.

La propuesta del PCPE, para hacer frente a esta situación de guerra generalizada, no puede ser otra que:

-Salida de la organización criminal de la OTAN y de la UE.

-Denuncia de los tratados con los EEUU.

-Cierre de las bases militares en nuestro territorio y retirada de tropas extranjeras.

-Reducción del gasto militar.

-Respeto a la soberanía de todos los países.

¡¡¡OTAN NO, BASES FUERA!!

Leer el resto del artículo

7 feb. 2019

Image and video hosting by TinyPic
Acto de Cao de Benós en Mérida (videos)

Videos del acto de Cao de Benós en Mérida del día 2 de Febrero de 2019.



 



Leer el resto del artículo

6 feb. 2019

Image and video hosting by TinyPic
SÁNCHEZ CÓMPLICE DEL GOLPISMO FASCISTA


El Partido Comunista de los Pueblos de España denuncia y rechaza frontalmente la maniobra del Gobierno del estado español, encabezado por el Presidente Pedro Sánchez Pérez-Castejón (PSOE), de reconocer en el día de hoy como "presidente encargado" de la República Bolivariana de Venezuela al diputado en desacato Juan Gerardo Guaidó Márquez, una maniobra que convierte al ejecutivo español y a quienes le sostienen frágilmente en el parlamento burgués, en cómplices del Golpe de Estado que se está llevando a cabo en Venezuela.

Cabe remarcar que el títere y cabeza de turco en el Golpe de Estado en Venezuela, el golpista Guaidó, es "diputado" de una Asamblea Nacional que está en desacato desde 2016 y cuyos actos son nulos por violaciones de la Constitución Venezolana. El propio Presidente de la Sala Constitucional del TSJ de Venezuela, Juan José Mendoza, leyó hace unas semanas el documento donde se declara que la AN "no tiene junta directiva válida" y que "todos sus actos son nulos. La AN violenta los artículos 130, 131 y 132 de la Constitución Bolivariana [desde 2016]". También remarcó que existe nulidad en los actos parlamentarios de los pasados días 5 y 9 de enero, cuando se nombró a la nueva "junta directiva" del Parlamento, y todos los actos posteriores encaminados a allanar el terreno para la grotesca puesta en escena del Golpe de Estado.

Se trata del enésimo acto en esta dramática obra teatral orquestada desde Washington, un Golpe de Estado del que por primera vez no está detrás Estados Unidos, sino que está delante, que a la vez es una pantomima de dimensiones y consecuencias incalculables, a la que ahora se suma de forma aventurera el estado español junto con otros miembros de la Unión Europea, a instancias del imperialismo yankee y con la presión y connivencia de las grandes empresas del capital español e internacional, empresas que un día fueron expulsadas de Venezuela u obligadas a cumplir los términos legales venezolanos tras el triunfo de la Revolución Bolivariana, términos que pusieron fin al saqueo neo-colonial al que hasta entonces habían sometido estas y otras empresas al país suramericano.

Es el más profundo sentido anti-democrático, neo-colonial, neo-fascisfa y revanchista, el que ha inducido al capitalismo mundial a perpetrar esta oleada de guerra imperialista para destruir y saquear el estado venezolano y revertir los logros sociales y democráticos que ha traído la Revolución Bolivariana en los últimos veinte años.

El único y legítimo Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela es el compañero Nicolás Maduro Moros, vencedor de la últimas elecciones presidenciales celebradas en mayo de 2018 y que le facultan desde el 10 de enero de 2019, para ejercer su mandato como Presidente hasta el año 2025, tal y como indica la Constitución Bolivariana.

Una legitimidad popular, emanada de unas elecciones transparentes en las que más de 20,5 millones de venezolanos y venezolanas fueron llamados a las urnas y de los cuales más de 6,24 millones votaron por Nicolás Maduro Moros, o lo que es lo mismo, el 67,84 por ciento de los que ejercieron su derecho al voto y el 30, 43 por ciento de los inscritos en el padrón electoral.

El Presidente del ejecutivo español, quien parece haber optado por el seguidismo y el lacayismo, bajo las alas del imperialismo de Estados Unidos, se ha erigido hoy como adalid de la legitimidad popular y electoral, pretendiendo dar lecciones e instrucciones a los y las venezolanas, sin tener en cuenta que él mismo es Presidente del Gobierno tras una moción de censura y no tras unas elecciones, tampoco ha tenido en cuenta que sólo es jefe de gobierno, puesto que la escuálida "democracia" española no permite a su pueblo votar libremente la jefatura del estado desde el golpe fascista de 1936 y tampoco ha debido mirar los datos oficiales de su legitimidad popular y electoral ya que en las últimas elecciones generales de España en las que más de 36,5 millones de españoles y españolas estabamos llamados a las urnas, solo 5,44 millones votaron a Pedro Sánchez Pérez-Castejón y a la lista del Partido Socialista Obrero Español, lo que traducido a números significa un 22,63 por ciento de los votos emitidos y un 14,91 por ciento de los inscritos en el padrón electoral.

No hace falta ser catedrático de matemáticas, para de un simple vistazo, analizar estos números y dar cuenta de la legitimidad de uno u otro para ejercer su cargo de Presidente y para dar lecciones o reconocimientos, eso por no hablar de los porcentajes de voto del diputado en desacato y auto- proclamado "presidente encargado", el golpista Juan Gerardo Guaidó Márquez, que obtuvo en las pasadas elecciones presidenciales de Venezuela un contundente 0 por ciento de los votos.

Desde el Partido Comunista de los Pueblos de España exhortamos al ejecutivo español a no apoyar el Golpe de estado en Venezuela y a volver a la senda del derecho internacional, en la que la abrumadora mayoría de los pueblos y estados del mundo, han abogado por no interferir en los asuntos internos de Venezuela o apoyar a la legalidad constitucional vigente en el estado Bolivariano, legalidad que ampara a Nicolás Maduro Moros para ostentar el legítimo cargo de Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela.

Exigimos también a los oportunistas de todos los pelajes que sostienen al frágil gobierno español, que ejerzan una postura coherente y desenmascarada y se pronuncien con claridad al respecto de esta equivocada y aventurera decisión del gobierno español. Es el momento de estar con el pueblo venezolano y la Revolución Bolivariana o con el imperialismo, sus golpes de estado y la guerra. No caben las posiciones neutrales o tibias, no cabe la ambigüedad histórica de los "ni-nis", o se está con la guerra imperialista o se está con la paz, o con Maduro o con el golpismo.

Hacemos una advertencia  al Presidente Pedro Sánchez Pérez-Castejón, para que sea muy consciente de que sus temerarias acciones, pueden contribuir a ir un paso más allá en la estrategia de Estados Unidos en este episodio de guerra imperialista y él será cómplice y participante directo de las víctimas de la locura imperialista . El reconocimiento de un golpista constituye un peligroso paso que puede abocar al mundo y al estado español a una nueva y sangrienta guerra, esta vez en suelo venezolano. Señor Sánchez, no contribuya a la guerra y evite a toda costa manchar sus manos con la sangre del pueblo venezolano. Vivimos es un estado español con una larga lista de "líderes" asesinos y criminales de guerra, no engrose usted esa lista.

Por todo esto, realizamos un enérgico llamamiento a la Clase Trabajadora y a los sectores populares, para mostrar toda la solidaridad de los pueblos de España con el pueblo trabajador venezolano y con sus legítimas instituciones. Un llamamiento de solidaridad internacionalista para construir un Frente Antiimperialista que permita parar las agresiones a Venezuela y al resto de los pueblos del mundo, un llamamiento a la paz. El imperialismo es inherente al capitalismo como fase superior y última de su desarrollo, es por ello que acabar con el capitalismo supone la única manera de acabar con el germen de la guerra imperialista y sus devastadoras consecuencias.

Por un mundo nuevo, no al capitalismo no al imperialismo y sus guerras, construyamos el Socialismo-Comunismo.

¡Con Venezuela, con Maduro, Venezuela Vencerá !
 
¡No al Golpe de Estado, No al Imperialismo!
 
¡Ni guerra entre pueblos, ni paz entre clases!
 
¡Viva la Revolución Bolivariana y el Internacionalismo Proletario! 

Leer el resto del artículo

28 ene. 2019

Image and video hosting by TinyPic
El PCPE contra el golpe de Estado imperialista en Venezuela




EL COMITÉ CENTRAL DEL PCPE DENUNCIA EL ATAQUE DEL IMPERIALISMO ALA SOBERANÍA NACIONAL DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA, ASU GOBIERNO LEGÍTIMO Y AL PROCESO DE CAMBIOS SOCIALES INICIADOS POR HUGO CHÁVEZ Y CONTINUADO POR EL PRESIDENTE NICOLÁS MADURO

El Comité Central del PCPE, reunido los días 26 y 27 de enero de 2019 en Madrid en su XIII Pleno, ha aprobado la siguiente Declaración de apoyo al proceso bolivariano que se desarrolla en Venezuela conducido por el gobierno de Nicolás Maduro Moros.

Los acontecimientos que se han desarrollado en Venezuela en las últimas fechas no son otra cosa que la expresión de un ataque frontal contra el proceso bolivariano. Ataque conducido por el imperialismo yanki y concertado con otras potencias imperialistas que trata de conseguir revertir la confianza depositada por el pueblo de Venezuela en dicho proceso, revalidado en numerosos procesos electorales. Procesos electorales en los que las fuerzas de la burguesía criolla, apoyada y financiada por el imperialismo yanki, y las potencias imperialistas europeas (entre ellas España), ha salido siempre derrotada de forma contundente. La última ocasión en el proceso electoral para elegir la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela celebrado el día 20 de mayo de 2018, donde la candidatura de Nicolás Maduro obtuvo el apoyo mayoritario del pueblo de Venezuela.

El valiente pueblo de Venezuela ha sabido defender la soberanía de sus decisiones frente a la guerra multifacética que el imperialismo ha desatado, desde hace largo tiempo, contra el proceso bolivariano, primero bajo el liderazgo de Hugo Chávez y, en la actualidad, bajo la Presidencia de Nicolás Maduro, depositando su confianza en reiteradas ocasiones en el nuevo proyecto político que se desarrolla en su país, que implica una línea de defensa de la soberanía nacional y de cambios a favor de la mayoría social. Y ello se produce, una y otra vez, a pesar de las maniobras de la OEA y del Grupo de Lima, jaleados por la intensa campaña falsaria y manipuladora de los principales medios de comunicación que no cesan ni un instante en su acción desestabilizadora.

La autoproclamación del lacayo Guaidó como pretendido Presidente de la República de Venezuela es una descarada manipulación sobre la cual el imperialismo pretende construir la coartada para violentar los cambios sociales y políticos que se desarrollan en Venezuela, y crear las condiciones para un golpe de estado que acabe con la democracia y las libertades en ese país. No serán las potencias imperialistas las que puedan establecer el baremo democrático en la patria de Bolívar, esas mismas potencias imperialistas que sumergen a Libia en un baño de sangre, que organizan a las fuerzas del terrorismo islámico para tratar de destruir a la RepúblicaÁrabe Siria, o que masacran al pueblo palestino con la acción genocida del sionismo internacional. Las mismas fuerzas imperialistas que han convertido el Mediterráneo en una fosa común donde desaparecen todos los años miles de migrantes que huyen del terror creado por esas mismas potencias en sus países de origen.

Es la profunda crisis del capitalismo internacional, que transita por un agravamiento creciente del proceso de acumulación de capitales, el origen de toda la desesperada violencia que las grandes potencias desarrollan por todo el planeta, disputándose el control de los metales, de los recursos energéticos, de los circuitos comerciales y financieros. Son esas potencias capitalistas, sumidas en una grave crisis general sistémica, las que se manifiestan dispuestas a cualquier ejercicio de violencia para tratar de salir de esa situación. Es una violencia extrema que no conoce límites, y que es capaz de llegar incluso a la destrucción de la misma Humanidad.

En esa línea de intervención injerencista al margen de cualquier respeto a la soberanía de los países, y a la misma legalidad internacional, se sitúa el gobierno del PSOE de Pedro Sánchez en nuestro país, con el beneplácito de la monarquía borbónica. (El actual presidente del gobierno actúa igual que lo hizo en su día el gobierno del PP presidido por Aznar, en el golpe de estado del año 2002 contra Hugo Chávez). La socialdemocracia, como siempre hizo en la historia, desarrolla su acción de gobierno al servicio de la dictadura del capital, mientras trata al mismo tiempo de vender su cara de un capitalismo social para tratar de amortiguar el desarrollo de la lucha de clases, desarmando las posiciones más consecuentes de la clase obrera. Esa socialdemocracia tiene una responsabilidad mayor porque, a pesar de su reiteración, sigue siendo un instrumento útil para llevar a la clase obrera a luchar bajo banderas ajenas.

También las fuerzas reformistas en nuestro país muestran una posición tibia y ambigua, demostrando su inutilidad total como organizaciones para la defensa de los intereses de la clase obrera.

El Comité Central del PCPE llama a las fuerzas obreras y populares a situarse al lado de la legalidad de la República Bolivariana de Venezuela, y de su legítimo Presidente Nicolás Maduro Moros. Actuando de forma combativa, llamando a las masas a confrontar con las estrategias imperialistas y a impedir que el ataque contra Venezuela pase a una fase superior de violencia, impidiendo con su movilización la intervención militar directa del imperialismo. En las luchas concretas, hoy, se están generando las condiciones para la articulación de un amplio Frente Mundial Antiimperialista que conduzca el contraataque frente a la violencia del imperialismo, y que el PCPE apoyará con todas sus fuerzas.

El ataque imperialista contra Venezuela pone de manifiesto una agudización extrema de la lucha de clases internacional, y sitúa a las fuerzas obreras y populares, y especialmente a las fuerzas revolucionarias, ante una altísima responsabilidad histórica. Hoy es necesario poner freno al ascenso del fascismo internacional, y a las expresiones más extremas de la dictadura del capital, pues si así no lo hiciéramos se abre un futuro de creciente desarrollo de las prácticas terroristas de las potencias imperialistas contra los pueblos y contra la clase obrera. Los ejércitosimperialistas, la OTAN, la CÍA, el MOSHAD, el CNI, etc., constituyen la mayor trama de terror que haya existido nunca en la historia, que se activa cada vez que el capital financiero y los grandes monopolios enfrentan dificultades para el mantenimiento de su hegemonía absoluta. Esas estructuras terroristas son las que en estas horas están orquestando las maniobras y manipulaciones más groseras para tratar de fabricar una coartada que les permita la intervención contra Venezuela, incluso la guerra directa y la invasión del país.

Este proceso de guerra imperialista contra Venezuela solo puede ser detenido mediante la intervención decidida de las fuerzas de la paz y la democracia, encabezadas por la clase obrera internacional, por las organizaciones proletarias y las fuerzas revolucionarias más consecuentes. La movilización masiva a favor del respeto a la soberanía de la República Bolivariana de Venezuela, las iniciativas en cualquier tipo de instancia denunciando las maniobras imperialistas, las muestras de solidaridad de cualquier forma, constituyen hoy la respuesta más consecuente que necesita el valiente pueblo de Venezuela.

En ese sentido el Comité Central del PCPE expresa de forma concreta su apoyo a las propuestas acordadas por el Bureau Político del Partido Comunista de Venezuela, y su llamamiento a un amplio acuerdo de todas las fuerzas democráticas y nacionales para conformar un potente bloque defienda al gobierno legítimo y a los cambios desarrollados en el país.

El Comité Central del PCPE hace, especialmente, un llamamiento a la unidad de todas las fuerzas obreras y populares en España para desarrollar la más amplia movilización en apoyo de la República Bolivariana de Venezuela, y su legítimo Presidente Nicolás Maduro Moros. Así como al rechazo de las posiciones del gobierno del PSOE presidido por Pedro Sánchez, y de las fuerzas de la ultraderecha que aún no han denunciado el golpe fascista del General Franco, y que, sin embargo, pretenden dar lecciones de democracia a Venezuela. Doscientos años después de la independencia estas fuerzas burguesas se muestran con su verdadera careta, no solo neocolonial sino también golpista y terrorista. El capital financiero y los monopolios españoles apoyan el actual golpe de estado en Venezuela con la finalidad de mantener el saqueo y el expolio de la patria de Bolívar, como si de un botín se tratara. El fracaso histórico de su parasitario proyecto histórico ha de ser puesto de manifiesto por las luchas obreras y populares contra las políticas imperialistas.

El Comité Central del PCPE actuará con firmeza según estas líneas políticas, y llevará hasta las últimas consecuencias sus principios de internacionalismo proletario ante las acciones más agresivas que en los próximos días se puedan realizar contra Venezuela.

El Comité Central del PCPE declara en estado de alerta a toda su militancia, y a la Juventud del Partido, que han de actuar bajo la consigna de reaccionar con la mayor rapidez ante las exigencias que vaya planteando el desarrollo de los acontecimientos.


DEFENDAMOS AL GOBIERNO LEGÍTIMO DE VENEZUELA ABAJO EL GOLPE DE ESTADO, ABAJO EL IMPERIALISMO 
Leer el resto del artículo

25 ene. 2019

Image and video hosting by TinyPic
Con Venezuela, con su presidente Nicolás Maduro



Ante los gravísimos acontecimientos que se están desarrollando en Venezuela, el Frente Antiimperialista Internacionalista de Extremadura expresamos nuestro firme apoyo al Pueblo de Venezuela y nuestro respaldo a su legítimo presidente Nicolás Maduro, elegido para este mandato por un 60% de los votantes.

Lo que está ocurriendo actualmente en Venezuela se corresponde a un plan minuciosamente planificado por el régimen de Estados Unidos. Se trata de otro golpe de Estado de la derecha fascista venezolana de acuerdo a los intereses de la oligarquía y dirigido por el imperialismo norteamericano. Quieren apoderarse de sus recursos naturales y sumergir otra vez a los trabajadores de Venezuela en la miseria absoluta y la represión que representó la IV República. Volver a la corrupción generalizada, la represión asesina y el saqueo que supusieron la alternancia de la socialdemocracia y la democracia cristiana.

El imperialismo, ante una crisis económica insuperable, aumenta su agresividad y violencia. Venezuela, junto con Siria y Corea Popular, son sus objetivos prioritarios en estos momentos. La legalidad internacional nunca ha sido un obstáculo para las agresiones del imperialismo, para eso tiene a instituciones tan cubiertas de mierda como la ONU o la OEA, que legitiman sus crímenes.

También queda claro cuál es el significado real que tiene la “democracia” para estas dictaduras de los ricos. Solo aceptan los resultados de las elecciones cuando, controlándolas y manipulándolas, los resultados son favorables a sus intereses. Si no es así instigan y apoyan golpes de Estado.

Denunciamos la repugnante y manipuladora actuación de los medios de propaganda de dictaduras corruptas como la española, apoyando de manera descarada una vez mas a los golpistas fascistas.

Se pone de manifiesto la enorme y transcendental importancia que tiene la lucha antiimperialista y la necesidad de articular un Frente Antiimperialista Mundial que coordine y aúne esta lucha.

Creemos también que el gobierno popular de Venezuela ha cometido errores que han facilitado la acción subversiva de los fascistas. Desde nuestro punto de vista es necesaria una rectificación urgente. En este sentido, si se nos permite, recomendamos:

- La más absoluta y férrea unidad de acción de todas las fuerzas favorables al proceso revolucionario.

- El control real de la economía con la socialización de la banca y los principales medios de producción, así como del comercio interior y exterior.

- Terminar con esa sensación de impunidad para los golpistas, que parece que pueden sublevarse y asesinar sin apenas consecuencias. Mano de hierro para los violentos golpistas. Con el fascismo no se dialoga, se le combate.

¡Viva Venezuela libre!

¡Viva Nicolás Maduro!

¡Muerte al imperialismo y al fascismo!

Leer el resto del artículo

23 ene. 2019

Image and video hosting by TinyPic
Acto en apoyo a Corea Popular

El próximo 2 de Febrero el FAI-Extremadura organiza un acto en Mérida en solidaridad con la República Popular Democrática de Corea. Contaremos con la presencia de Alejandro Cao de Benós, Representante oficial del gobierno coreano.

El acto será en el Centro Cultural Alcazaba, calle Jonhn Lennon, 5. A las 7 de la tarde.

Leer el resto del artículo